Más noticias

En vivo: El huracán Florence se debilita pero sigue siendo peligroso

El ciclón se debilitó a categoría 3 pero sigue siendo extremadamente peligroso, advirtieron las autoridades.

VER MÁS FOTOS
El huracán Florence impactará mañana al sureste de Cape Fear, en Carolina del Norte./AFP

Florida, Estados Unidos.

El huracán Florence, que avanza sobre el océano Atlántico amenazando la costa de Estados Unidos con fuertes vientos y lluvias, fue degradado este miércoles a un ciclón de categoría 3 en la escala de cinco de Saffir-Simpson, dijo el estadounidense Centro Nacional de Huracanes (NHC).

"Los vientos máximos sostenidos han disminuido a cerca de 205 km/h", dijo el NHC en su boletín de las 18H00 GMT. "Aunque se espera que comience a debilitarse lentamente el jueves por la noche, aún se prevé que Florence sea un huracán muy peligroso cuando se acerque a la costa estadounidense el jueves y el viernes".

Se prevé que una vez el huracán impacte en Carolina del Norte, girará a la izquierda, con fuertes olas y vientos que pondrían en riesgo la vida de los habitantes de Carolina del Sur, según informó CNN.

"Más personas están involucradas en esto ahora, especialmente en Myrtle Beach, porque no se pronosticaba (anteriormente) que la tormenta girara a la izquierda", informó Chad Myers, meteorólogo de CNN.

Florence arrastra vientos máximos sostenidos de 130 millas por hora (215 km/h) y mantiene su fortaleza, dimensión y organización en su ruta a Carolina del Norte y Carolina del sur.

Florence2.2(800x600)



Las operaciones de evacuación afectan a 1,7 millones de personas en Carolina del Sur, Carolina del Norte y en Virginia, los estados más amenazados por la tormenta que se encuentra a 925 km al sureste de Cape Fear, en Carolina del Norte, costas que debería alcanzar a última hora del jueves, según las previsiones del NHC.

El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, urgió "salir ahora" a los habitantes de las zonas a evacuar.

"Esta es una tormenta de la cual la gente tiene que escapar", dijo Cooper. "Esta es una tormenta histórica, algo que pasa quizás una vez en la vida", precisó.

Según un probable patrón de trayectoria del NHC, el vórtice de Florence se moverá hoy por el suroeste del Atlántico, entre Bermudas y las Bahamas, y se acercará a la costa de Carolina del Norte y Carolina del sur el jueves y viernes.

Se prevé que el sistema "se fortalezca aún más hasta esta noche", para comenzar a debilitarse ligeramente el jueves, aunque se mantendrá como un huracán "extremadamente peligroso cuando se aproxime a la costa estadounidense" y su ojo toque tierra en algún puntos probablemente entre Carolina del Norte y Carolina del Sur.

Los expertos del NHC alertaron de nuevo sobre el gran peligro de "marejada ciclónica" a lo largo de las costas de Carolina del Norte y Carolina del Sur.

Con la aproximación de Florence a EEUU, el NHC emitió una aviso de huracán desde South Santee River (Carolina del Sur) hasta Duck, Albemarle y Pamlico Sounds (Carolina del Norte), y una vigilancia de huracán desde Edisto Beach (Carolina del Sur) hasta Carolina del Norte y la frontera con Virginia.

Vea: Miles de estadounidenses huyen de la furia del huracán Florence

Se mantiene un aviso de marejada ciclónica en la zona, donde el NHC alerta de que "existe la posibilidad de inundaciones que amenacen la vida" debido a un aumento del nivel del mar "moviéndose tierra adentro" en las próximas 48 horas.

La peligrosa marejada ciclónica causará que áreas que son normalmente secas cerca de la costa "se inunden por un aumento del nivel" del mar que podría alcanzar entre 9 y 13 pies (2,7 a 4 metros) de altura desde Cabo Fear a Cabo Lookout, incluidos Neuse, Pamlico y Pungo, con "grandes y destructivas olas", resaltaron los meteorólogos.

Se espera que Florence produzca acumulaciones totales de lluvia de entre 20 y 30 pulgadas (50-76 centímetros) con cantidades aisladas de 40 pulgadas en zonas de Carolina del Norte y Carolina del Sur.