Más noticias

Albergues disponibles para hondureños por paso del huracán Florence

Más de un millón de residentes de la costa este de EEUU recibieron órdenes de abandonar sus hogares.

Más de un millón de residentes de la costa este de Estados Unidos han recibido órdenes de abandonar sus hogares como medida preventiva.

Charleston, EEUU.

La Cancillería de Honduras puso este martes a la disposición de los hondureños que residen en Estados Unidos, y que puedan ser afectados por el huracán Florence, información valiosa sobre los centros de albergue que se habilitaron.

Una vasta zona de la costa este de Estados Unidos se prepara hoy para el pasaje del huracán Florence, potencialmente devastador, que llevó a las autoridades a ordenar la evacuación de más de un millón de personas.

"Atención compatriotas, ya han sido habilitados los primeros albergues para las personas que podrían resultar afectadas por el Huracán Florence. Puedes verlos AQUÍ …", indicó Cancillería de Honduras en su cuenta de Twitter.

VER ALBERGUES DISPONIBLES

Los estados de Carolina del Norte y del Sur y Virginia, los más amenazados, fueron declarados en estado de emergencia, así como Maryland y la capital federal Washington DC, ante el riesgo de lluvias torrenciales e inundaciones.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) dijo en su último reporte de las 11H00 (15H00 GMT) que Florence avanzaba como un huracán de categoría 4, de una máxima de 5 en la escala de Saffir Simpson, con vientos de 215 kilómetros por hora.

Según los pronósticos, comenzará a fortalecerse más tarde el martes, en una tendencia que se continuará el miércoles. Hasta el jueves, cuando se espera que toque tierra y se debilite, se prevé que Florence sea "un huracán intenso extremadamente peligroso", dijo el NHC.

Más de un millón de residentes de la costa este de Estados Unidos han recibido órdenes de abandonar sus hogares como medida preventiva.

"Esta tormenta va a impactar de manera directa", dijo el martes Jeff Byard, de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), al advertir el potencial de daños masivos, inundaciones, cortes de energía y pérdida de vidas.

Byard instó a los residentes a evacuar, señalando que Florence es "la tormenta más fuerte" en esta zona del país "en décadas".

El NHC emitió alertas en Carolina del Norte, Carolina del Sur y Virginia por "marejadas ciclónicas" que pueden provocar aumentos del nivel del agua de entre 60 centímetros y dos metros en algunas zonas.