Más noticias

Negocios del centro, a punto de cerrar por los apagones

Ayer Día del Niño no hubo energía en todo el día y las ventas fueron malas La Ccic demanda una solución pronta al problema porque las quejas son innumerables.

Los comerciantes que pueden han comprado sus plantas.
Los comerciantes que pueden han comprado sus plantas.

San Pedro Sula, Honduras

Además de la suciedad, el difícil acceso a sus negocios por los puestos de venta, los comerciantes del centro se enfrentan a un peor reto: sobrevivir a los apagones que los tienen al borde de la quiebra.

Ayer, que consideraban que sería bueno para sus ventas por ser Día del Niño, los dueños de negocios obtuvieron solo pérdidas.

Explicación
Los empresarios denuncian que las fallas en el sistema de energía afectan los emprendimientos existentes y la competitividad del país para atraer nuevas inversiones.

Algunos decidieron cerrar sus negocios, los que pudieron usaron sus plantas de energía y otros abrieron sus tiendas con una temperatura ambiente de 32 grados; pero la clientela no llegó.

Raúl Mejía, dueño de una repostería, explicó que no solo ayer vivieron el calvario.

“De 2 a 3 veces por semana la quitan (la energía) desde 8:00 am y anuncian que viene a las 4:00 pm, pero llega a las 5:00 pm”, asegura.

Recordó que el viernes pasado quitaron la luz y llegó a las 5:00 pm. Perdió de vender todo el día. “Está bien que quiten la luz un domingo o en la noche que no hay nada para que no nos afecten”, dijo.

Explicó que “la situación de las ventas está horrible y con los apagones se pone peor”.

Ayer estuvimos de brazos cruzados porque ya no sabemos qué hacer, y al final aunque se den apagones el recibo viene igual”, expresó.

Por su parte, María Montes, propietaria de una tienda de ropa en el centro, explicó que abrió el local con la esperanza de vender, pero el problema es que con el calor por la falta de aire y ventiladores la gente ni ingresó. “Fue un día duro para nosotros y casi tres veces a la semana nos vemos en esta situación”, aseguró la comerciante.

Matías García estima que se debe hacer algo porque antes los locales en el centro eran codiciados, la gente se peleaba por ocuparlos, y hoy hay rótulos de alquiler por todos lados del centro, “puesto que la situación económica está dura y los apagones nos tienen de correr”.

García explica que se ven cada día más huérfanos de las autoridades porque nadie hace nada y como comerciantes se ven afectados.

“Sería bueno que hicieran una revisión para que esos apagones los hagan en días que no afecten al comercio porque estamos en problemas y a punto de cerrar nuestros negocios”, explicó.

Desde que los apagones se agudizaron, en algunos centros comerciales los propietarios instalaron plantas eléctricas; pero elevaron los costos de alquiler por gozar de ese beneficio.

Estas “soluciones han encarecido los costos y obligado a algunos comerciantes a cerrar los negocios porque con tanto impuesto, apagones y desorden en el centro ya no podemos más”, explicó.

LG apagones1 110918(800x600)
Los comerciantes que pueden han comprado sus plantas; otros se ven obligados a cerrar porque ante las altas temperaturas no pueden permanecer en sus negocios.

Reacción

El presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés, Jorge Faraj, explicó que han notado en los últimos días un deterioro en el servicio. “Estamos recibiendo muchas llamadas de nuestros socios, pequeños, medianos y grandes comerciantes e industriales resintiendo este problema”.

Dato
En un breve recorrido por las calles del centro, periodistas de LA PRENSA contaron al menos 25 generadores de energía en las afueras de los negocios.

“Son interrupciones de hasta ocho horas que generan pérdidas considerables en sus negocios o alteran los costos de operación de los mismos. Hay decepción porque el Gobierno está pagando millones de dólares mensuales a la EEH para hacer eficiente la distribución del sistema eléctrico nacional y los consumidores también reclaman por elevados montos de facturación por el servicio”, lamentó el empresario.