Más noticias

EEUU da primer golpe a El Salvador por alianza con China

La Casa Blanca canceló una reunión del plan Alianza para la Prosperidad con los países del Triángulo Norte.

Salvador Sánchez Cerén, presidente de El Salvador.
Salvador Sánchez Cerén, presidente de El Salvador.

San Salvador.

El gobierno de El Salvador lamentó la decisión de Estados Unidos de suspender una reunión prevista para los próximos días con los países del Triángulo Norte de Centroamérica para discutir aspectos de cooperación.

"El gobierno de El Salvador lamenta que Estados Unidos haya suspendido una reunión de cancilleres y máximos funcionarios de seguridad de los países miembros de la Alianza para la Prosperidad", señaló en un comunicado la presidencia de El Salvador.



De acuerdo al gobierno salvadoreño, que no brindó mayores detalles, el viernes recibió una notificación "oficial" de su contraparte estadounidense comunicándole sobre la "cancelación de esta conferencia".

En la reunión prevista a realizarse en Washington, se tenía contemplado que los cancilleres y ministros de Justicia y Seguridad de El Salvador, Guatemala y Honduras, países que conforman el Triángulo Norte de Centroamérica, discutieran con sus homólogos de Estados Unidos aspectos sobre la denominada Alianza para la Prosperidad.

Mediante esa alianza, Washington otorga ayuda financiera al Triángulo Norte de Centroamérica para implementar programas que mejoren las condiciones de seguridad y crear oportunidades de desarrollo para reducir la migración ilegal.

"El Salvador está listo para participar y al pendiente de que esta conferencia sea reprogramada", agregó la presidencia salvadoreña.

Vea: ¿Quién es el traidor? Trump busca a un infiltrado de la resistencia en la Casa Blanca

La decisión de suspender la reunión ocurre en momentos que Estados Unidos decidió, el viernes pasado, retirar a sus representantes en tres países latinoamericanos -entre ellos El Salvador- que recientemente establecieron relaciones con China y las rompieron con Taiwán.

La medida se produjo después de que Washington acusó a Pekín el mes pasado de desestabilizar las relaciones entre China y Taiwán, y participar en una campaña de "interferencia política" al intentar separar a Taipéi de algunos de sus aliados en el hemisferio occidental.

El Departamento de Estado convocó en consultas al embajador de Estados Unidos en República Dominicana, Robin Bernstein; a la embajadora de Estados Unidos en El Salvador, Jean Manes, y a la encargada de negocios de Estados Unidos en Panamá, Roxanne Cabral, según un comunicado de la cancillería estadounidense difundido el viernes.