Más noticias

En un bufete panameño se gestaron sobornos del IHSS

Fueron constituidas como offshore para canalizar las coimas al exdirector del IHSS, Mario Zelaya, y a otros ex directivos que favorecieron a la empresa de “Los Tetos”.

Tegucigalpa, Honduras

Un bufete en Panamá sirvió para crear las empresas que fueron utilizadas por los empresarios Óscar Laínez y Jorge Herrera, conocidos como “Los Tetos”, para constituir las empresas fachadas que les sirvieron para pagar presuntos sobornos a exfuncionarios en la trama de latrocinio contra el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

Sépalo
Hoy está previsto que el juicio oral contra Benjamín Bográn entre en etapa de conclusiones. Ya se evacuaron pruebas.

LA PRENSA tuvo acceso a las actas de constitución de las cuatro sociedades conformadas en el despacho Camarena Morales & Vega, en ciudad de Panamá, en donde se crearon las tres compañías por medio de las cuales cancelaron más de $3 millones en coimas, según la acusación. Elio Camarena y Jaime Vega son los abogados fundadores de ese despacho.

Los presuntos sobornos se dieron para que los exfuncionarios aceleraran el pago de un contrato de $19.8 millones que la Compañía de Servicios Múltiples S. de R. L. (Cosem), propiedad de “Los Tetos”, firmó con el IHSS para la consultoría de organización, digitalización y sistemas de gestión de la cuenta individual.

Los acusados eran parte de una comisión encargada de vigilar el cumplimiento del contrato, señala la acusación.

LC coimas 060918(800x600)

Fachadas

Las empresas constituidas entre 2010 y 2014 fueron Grupo Productos y Servicios Inmobiliarios, Medtech Latin America, Inversiones Naco y Central American Technologies, cuyos directivos casi son los mismos en cada sociedad.

Por ejemplo, Zobeyda Cecilia Duarte aparece como accionista de Grupo Productos y Servicios Inmobiliarios, pero también como secretaria de Medtech Latin America y a su vez directora de Central American Technologies.

Por su lado, Mixilia Aguilar es directora de Central American Technologies y tesorera de Medetech Latin America.

En todas estas compañías, el bufete fungió como agente residente, es decir, su representante.

Estas corporaciones fueron conformadas como offshore, es decir, que no desarrollan sus actividades en Panamá, y solamente requieren que sus socios sean panameños.

Este tipo de sociedades han sido utilizadas para lavado de dinero.

Doc.686(800x600)
En el Registro Público de Panamá se encuentran las escrituras de la constitución de las cuatro empresas que se formaron en la firma legal Camarena Morales a petición de los empresarios Óscar Laínez y Jorge Daniel Herrera con el único objetivo de servir como fachada para ocultar el pago de sobornos que hicieron a exfuncionarios del Instituto Hondureño de Seguridad Social, según declararon. Al final, estos confesaron la trama y colaboran con la Fiscalía.

Juicio

El representante de la empresa privada ante la Junta Directiva del IHSS, Benjamín Bográn, es acusado de haber recibido de Inversiones Naco $692,000 como soborno. Los directivos de Inversiones Naco registraron la firma de Bográn para que pudiera retirar dinero de la coima depositado en una cuenta bancaria en Panamá.

Esta semana inició el juicio oral contra Benjamín Bográn por cohecho.

Mientras, la Sala V del Tribunal de Sentencia de Tegucigalpa declaró culpables a tres exfuncionarios por aceptar sobornos para la agilización de la cancelación del contrato a Cosem.

La judicatura emitió fallo condenatorio contra el exdirector del IHSS, Mario Zelaya (2010-2014), por recibir 2,080,000 dólares transferidos a Estados Unidos por Central American Technologies.

Sobre este caso hace falta que se fije la pena concreta.

Intocables. Los empresarios Óscar Laínez y Jorge Herrera pagaron millonarios sobornos a exdirectivos del IHSS, pero no han sido acusados por el Ministerio Público porque han servido de testigos en varios juicios.

Es decir, aceptaron confesar que dieron las coimas y para no ir presos se ofrecieron como colaboradores del ente acusador, ya que sus testimonios han sido claves para procesar a otros involucrados en el multimillonario fraude en perjuicios del Seguro Social.

Abogados de varios de los acusados de aceptar sobornos han cuestionado que “Los Tetos” tienen igual grado de responsabilidad en el cohecho y por esa razón tienen que ser procesados.

El latrocinio en el IHSS se ocasionó por una malversación de unos L6,000 millones en el gobierno del expresidente Porfirio Lobo (2010-2014) producto de contratos sobrevalorados, transferencias ilícitas internas y pagos a empresas de maletín, entre otras anomalías. El Ministerio Público ha judicializado 15 líneas de investigación por el despilfarro de recursos en el IHSS y tiene otras 80 líneas que no ha finalizado.