Más noticias

Emergencia en Tocoa por un brote de leptospirosis

Una comisión del Ministerio de Salud investiga 77 casos sospechosos que se han dado en el municipio de Tocoa en los últimos días

Las condiciones en que se encuentra el Hospital San Isidro se prestan para la cría de roedores. fotos: luis lemus
Las condiciones en que se encuentra el Hospital San Isidro se prestan para la cría de roedores. fotos: luis lemus

Tocoa, Honduras

Debido a que seis empleados del Hospital San Isidro de Tocoa (HSI) se contagiaron en su interior con la bacteria que produce la leptospirosis, el Ministerio de Salud ordenó un cerco epidemiológico en este centro asistencial.

Los estudios preliminares han confirmado que seis personas que trabajan en el área del quirófano, incluyendo a la jefa de esta unidad, han dado positivo. También se investigan más de 70 casos en todo el municipio de Tocoa y otras localidades de Colón.

Dato
La leptospirosis es una enfermedad que puede producir infecciones potencialmente mortales en riñones, hígado, cerebro, pulmones o corazón.

“Hay seis casos de leptospirosis confirmados por laboratorio en seis empleados del hospital, todos trabajan en los quirófanos”, confirmó Eduardo Espinal, director HSI.

Una comisión de investigación epidemiológica y de laboratorio clínico se instaló en el hospital y en el municipio hace dos semanas.

El fin es examinar a los empleados contagiados, también a todo el personal que labora en este sanatorio.

“Hay que determinar dónde fue la contaminación, porque se conoce la forma de transmisión de la leptospira, que es una bacteria que la transmiten varios vectores, entre ellos los ratones a través de sus heces y orina”, explicó el galeno.

Plaga de ratones

Entre el personal que dio positivo está la encargada del área de quirófano de este centro asistencial Yanina Meléndez.

“Ella es una de las pacientes que está positiva, ya está bien, sin síntomas”, aseguró.

El director de este sanatorio reconoció que en el edificio hay una gran invasión de estos roedores en casi todas las áreas. “El lugar donde menos circulan los ratones en el hospital, es en el quirófano, porque esta área del Hospital San Isidro se encuentra en óptimas condiciones, sobre todo las salas de operación, que están nítidas”, aclaró.

Se presume que el lugar donde se contaminaron los seis empleados fue en el comedor, que tiene la sala de quirófano. “Ellos tienen una sala para comer que no es el salón de operaciones; las investigaciones revelaron que el oasis de agua presentaba una grieta y ahí podría ser una sospecha epidemiológica. Ya se llevaron muestras de agua del hospital, de los grifos de la cocina y agua del oasis para determinar dónde fue la contaminación”, dijo.

Estos casos ya habían sido denunciados por el Marco Normativo de Salud de Tocoa rectorado por el profesional de la Medicina Rafael Fú. La situación preocupa más porque hay unos 70 casos sospechosos.

“Cuando hablamos de sospechosos, hablamos de definición de casos, que nos dice que un paciente que se sospecha que tiene leptospira, va a tener fiebre, dolor de huesos, dolores de articulación, trastornos renales y en el hígado, incluso hasta coloración amarilla en los ojos, de esos tenemos 77 que están en vías de confirmar y tenemos seis casos positivos”, manifestó Rafael Fú, que además es el director municipal de Salud en Tocoa. Debido a esta situación, la Secretaría de Salud ordenó un cerco epidemiológico en este sanatorio.