Más noticias

Siete estudiantes de Unah-vs muertos en 2018

Las autoridades policiales aún no tienen pistas del autor del crimen contra Kevin Josué Orellana, ultimado la noche del pasado domingo

Kevin Orellana era estudiante de la Unah-vs y lo asesinaron el domingo.
Kevin Orellana era estudiante de la Unah-vs y lo asesinaron el domingo.

San Pedro Sula, Honduras

Kevin Josué Orellana Barrera (de 21 años), pasante de la carrera de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah-vs), se suma a los más de 1,500 estudiantes que han muerto en Honduras en los últimos ocho años.

Orellana Barrera fue asesinado en la calle principal de la colonia Los Laureles, a unas cuadras de la Unah-vs, la noche del domingo 2 de septiembre.

Información preliminar de la Fiscalía establece que el muchacho caminaba con otros compañeros cuando al parecer discutió con un guardia de seguridad y este le disparó en tres ocasiones.

Pero el asesinato no está claro, pues hay dudas con respecto a lo ocurrido. La Dirección Policial de Investigaciones (DPI) aún no tiene respuestas sobre el caso.

Al igual que el asesinato del universitario Kevin Josué, otros crímenes de estudiantes aún no han sido resueltos, como el caso de Rafael Alexander Hernández, alumno de Ingeniería Eléctrica asesinado en mayo en la colonia Santa Martha, de San Pedro Sula.

Estadísticas

El Observatorio Nacional de la Violencia (ONV) señala que de enero de 2010 a mayo 2018 han sido asesinados 1,522 estudiantes de todos los niveles educativos en Honduras.

De estos, 226 son universitarios -122 de Ciudad Universitaria y 24 del campus en San Pedro Sula-.

Asimismo, detalla que desde enero 2010 a mayo 2018 se produjeron 26,714 muertes violentas de niños y jóvenes, de los cuales 1.8% (489) son niños y el 98.2% a personas de entre 12 y 30 años.

Los asesinatos de estudiantes universitarios han ocurrido en San Pedro Sula, Tegucigalpa, La Ceiba, Danlí, en el Agúan, entre otros sectores.

El informe también destaca que “de los homicidios de estudiantes universitarios el 77.9% eran hombres y el 22.1%, mujeres”, y que el grupo más vulnerable es el de jóvenes de entre 20 y 29 años.

En relación con las estadísticas de la Unah-vs, en 2018 han sido asesinados al menos siete jóvenes.

Luego del asesinato del universitario Kevin Josué Orellana ocurrido esta semana, los alumnos y autoridades del campus en San Pedro Sula han pedido públicamente a las autoridades que hagan investigaciones de lo que sucedió.

A Kevin Josué lo sepultaron ayer sus familiares.

Reacción. Para Tomás Andino, representante de la Coordinadora de Instituciones por las Niños, Niñas, Adolescentes, Jóvenes y sus Derechos (Coipproden), “es una tragedia que nos estén asesinando los niños en Honduras”. Reveló que han visitado institutos de secundaria y los dirigentes denuncian persecuciones, y a las jóvenes las amenazan con violarlas o las amenazan de que las dejarán embolsadas.

Para el representante del Coipproden, las denuncias de los estudiantes deben ser investigadas por el Ministerio Público.