Más noticias

Aplauden ratificación de Óscar Chinchilla como fiscal general

Sociedad Civil espera que se garantice la sostenibilidad en la lucha contra crimen organizado

El fiscal adjunto Daniel Sibrián, el titular del Legislativo, Mauricio Oliva; el presidente Juan Orlando Hernández junto al titular de la Corte, Rolando Argueta, y el fiscal Óscar Chinchilla.
El fiscal adjunto Daniel Sibrián, el titular del Legislativo, Mauricio Oliva; el presidente Juan Orlando Hernández junto al titular de la Corte, Rolando Argueta, y el fiscal Óscar Chinchilla.

Tegucigalpa, Honduras

Como un paso importante en la lucha contra la corrupción, la criminalidad y la delincuencia califica la sociedad civil la ratificación de Óscar Chinchilla como fiscal general de la república.

Chinchilla fue juramentado el sábado pasado junto al nuevo fiscal adjunto Daniel Sibrián para los próximos cinco años.

“Prometo ser fiel a la república, cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes”, dijo Chinchilla en su primer discurso como reelecto fiscal general de Honduras.

Estados Unidos y la Maccih han venido apoyando el trabajo de Chinchilla en su primer mandato, iniciado el 1 de septiembre de 2013.

La labor que ha venido desempeñando Chinchilla contra la corrupción y el crimen organizado en el país fueron algunos de los factores que tomaron en cuenta los diputados del Congreso Nacional para otorgarle un voto de confianza y reelegirlo en el cargo el pasado 29 de junio.

“Con esto se le da seguimiento al buen desempeño que ha tenido el Ministerio Púbico en los últimos cinco años”, dijo Omar Rivera, dirigente de la Asociación para Sociedad más Justa (ASJ).

Rivera afirmó que como sociedad civil espera que se garantice la sostenibilidad en la lucha contra los carteles del narcotráfico y maras, además de continuar privando de bienes de origen ilícito y desmantelando redes de corrupción. Al mismo tiempo, atender a grupos situados en situación de vulnerabilidad, entre estos las demandas de justicia por parte de la mujer, pueblos indígenas y la comunidad LGTBI.

Esperan de ambos una mayor articulación entre el Ministerio Público y otros operadores de justicia.