Más noticias

La profecía que marca el 2017 como el inicio del fin del mundo

El vaticinio se hizo hace 500 años por un rabino alemán.

Varias profecías predicen el final de los tiempos.
Varias profecías predicen el final de los tiempos.

Redacción.

De los griegos a los egipcios, cristianos y hasta los mayas se han preocupado por controlar su desino intentando predecir el futuro para averiguar la fecha exacta del final de los tiempos.

En la historia moderna, Leonardo Da Vinci, Nostradamus, Newton, Rasputín o Edgar Cayce son algunos de los "profetas" que se han atrevido a hacer predicciones sobre el futuro del mundo.

En la Biblia, Mateo establece en su evangelio que "habrá guerras y rumores de guerra" aunque ese no será el fin.

Una profecía que ha llamado la atención de todos los aficionados a este tema es una que asegura que este año se iniciará la cuenta regresiva del fin del mundo.

La profecía de Judá "el piadoso".

En este año se cumplirá una generación bíblica de 70 años por el aniversario de la creación del Estado de Israel y esto responde al vaticinio hecho por el rabino alemán Judá Ben Samuel en el siglo XII.

Judá "el piadoso", como era conocido, profetizó que el impertio Truco Otomano resurgiría sobre Jerusalén durante un período de ocho jubileos, es decir, 400 años. (Para los rabinos un jubileo es un período de 50 años).

Judá-Ben-Samuel(800x600)
El rabino alemán Judá Ben Samuel.


Esta profecía de Ben Samuel se cumplió ya que la historia registra que en 1517, el imperio turco otomano tomó el control de Jerusalén, ciudad que dominaron durante 400 años, lo que les permitió la expulsión de los judíos de tierra santa en 1917.

A partir de ese período Jerusalén se convertiría en "tierra de nadie" según Ben Samuel, visión que se cumplió ya que Gran Bretaña tomó el contro de la ciudad santa entre 1917 y 1967.

El rabino vaticinó que en el décimo jubileo, osea en el año de 2017, Jerusalén volvería a estar bajo el dominio de los judíos después de más de dos milenuios de diáspora judaica, y el reinado mesiánico se iniciará al final de este período, comenzando así el inicio del final del mundo.

Sumado a esto, algunos cristianos evangélicos estadounidenses cree que el eclipse total de sol que sólo podrá verse en los Estados Unidos es una señal del cumplimiento del libro del apocalipsis.

El 21 de agosto de este año se producirá "el gran eclipse estadounidense" que dejará en penumbra desde Oregon hasta Carolina del Sur.