Unas 50 toneladas de basura se acumulan al mes en las playas de Omoa

Personal de la Cancillería hondureña irá a Guatemala la próxima semana para reunirse con autoridades ambientales.

Miembros de la Fiscalía del Ambiente durante la inspección y recopilación de evidencia en la playa de Buena Vista, Omoa.

Omoa, Cortés, Honduras.

El primer paso para buscar soluciones al problema de la basura en las playas de Omoa se dio ayer con la inspección que hicieron funcionarios de la Procuraduría, la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente y del Ministerio Público.

Los inspectores constataron la gravedad de la contaminación de toneladas de desechos, entre estos, clínicos, que afecta la costa caribeña de Honduras.

Recolectaron las evidencias necesarias para elaborar el informe que será presentado a la Presidencia.

“Es una situación crítica la que se vive en la zona y debemos buscar una solución integral que permita una recuperación pronta de las playas de Omoa, toda la barra del Motagua, Puerto Cortés, Tela, La Ceiba e Islas de la Bahía que también reciben parte de la basura. Habíamos visto las imágenes, pero ya puestos en el lugar hemos visto que la gravedad es mayor de lo que creíamos, es necesario tratar este problema de Gobierno a Gobierno”, expresó Kessel Rosales, director de Gestión Ambiental de Serna.

Miembros de la Cancillería de la República viajarán la próxima semana a Guatemala para investigar adónde radica el problema. Quieren soluciones prontas. Además se reunirán con autoridades ambientales del vecino país para ver de qué manera el Gobierno de Guatemala puede mejorar su nivel de gestión ambiental en las cuencas del río Motagua para evitar la contaminación del golfo de Honduras.

sc omoa2 101014(600x300)
Desechos clínicos recolectaron en las playas.

“Es sumamente preocupante la situación en la que se encuentran las playas actualmente y es urgente mejorar las condiciones ambientales en la zona”, añadió Rosales.

Ricardo Alvarado, alcalde de Omoa, dijo que este problema tiene años de afectar a Omoa pero que se ha agudizado con los años.

“Comenzamos a preocuparnos sobremanera cuando de cinco toneladas de basura que limpiábamos fueron aumentando hasta llegar a unas 50 toneladas, que son las que en la actualidad se alojan en toda la orilla de la playa. El gasto de la limpieza se ha vuelto insostenible para la Municipalidad”, añadió.

La cantidad de basura que se acumula en la playa aumenta entre noviembre y diciembre, porque es la temporada lluviosa en Guatemala.

Esta situación ha dañado áreas protegidas de Cuyamel y ha provocado la pérdida de biodiversidad, belleza turística de la zona, un impacto ambiental negativo y afectado el turismo y la economía del municipio.

Wilfredo Herrera, técnico ambientalista, dijo que hay información de que son más de 28 municipios guatemaltecos los que tienen sus basureros cerca del río Motagua y cuando este crece arrastra toda esa contaminación hasta depositarla en las playas hondureñas.

Acercamiento

El Codem de Omoa intentó hace dos meses un acercamiento con autoridades involucradas en gestión de medio ambiente en Guatemala, pero aseguran que no fueron recibidos.

A nivel municipal se preparó un informe técnico que explica cómo se ha agudizado el problema y hace menos de un mes se hicieron las gestiones con un grupo de ambientalistas chapines para ver de qué manera Omoa podía obtener fondos de la Cooperación Europea para tratar el problema de la basura; pero aún no hay respuesta. Se espera que dentro de 15 días ya se tengan las primeras soluciones para acabar con el problema, las autoridades ambientales dijeron que todavía se pueden rescatar las playas y con fuertes campañas.

cs omoa100 101014(800x600)

La Prensa