“Aumentar las tarifas de la Enee es la última medida”, dice Hernández

El presidente de Honduras anunció que por ahora se descartan nuevos precios de la estatal.

El ministro de Insep, Roberto Ordóñez, el presidente Juan Orlando Hernández y representante de General Electric en la firma del acuerdo.
El ministro de Insep, Roberto Ordóñez, el presidente Juan Orlando Hernández y representante de General Electric en la firma del acuerdo.

Nueva York, Estados Unidos.

El presidente Juan Orlando Hernández descartó ayer en Nueva York un aumento a las tarifas de la electricidad y atribuyó esa noticia a una campaña de las empresas de generación de energía térmica y algunos banqueros.

Hernández habló con periodistas hondureños sobre este tema, antes de la firma de un acuerdo con la empresa General Eléctric que se encargará de elaborar los estudios para la instalación de varias plantas de generación de electricidad por medio de gas natural o propano de bajo costo.

El Presidente amplió que el ajuste de la tarifa eléctrica sería la última alternativa a la que recurrirá el Gobierno, porque por ahora se buscará adoptar otras medidas para reducir el gasto en la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee).

“El aumento a las tarifas de la Enee sería el último mecanismo que se pudiera implementar, en este momento hay varios estudios de cómo se pueden reducir las pérdidas, cómo reducir personal y cómo se puede administrar más eficientemente la empresa, y todo eso va a ir generando un nuevo esquema que probablemente no sea necesario tocar la tarifa”, apuntó.

En caso que se tengan que tocar las tarifas de electricidad, este sería un ajuste mínimo.

En los últimos días trascendió el inminente ajuste a las tarifas de la electricidad, lo que ha causado el rechazo de diversos sectores de la sociedad hondureña. El gobernante atribuyó el rumor del alza de la electricidad a una campaña de los empresarios dedicados a la generación térmica y a algunos banqueros.

“Percibo en el ambiente que esta cortina de humo artificial que armaron de que iban aumentar en 200% las tarifas de la Enee va concatenado a otros cabos que estamos uniendo y no quisiera creer que algunos empresarios que han estado abusando del pueblo a través de algunos contratos de energía térmica y algunos empresarios de los bancos quisieran generar un caos para quedarse con la Enee”, enfatizó.

El acuerdo de entendimiento suscrito permitirá que General Electric (GE) elabore los estudios para instalar las plantas generadoras de energía de bajo costo a base de gas propano o natural licuado que permitan suplir la demanda de electricidad en la temporada seca.

La firma del acuerdo se concretó en la visita que realiza a esta ciudad estadounidense el Presidente y como parte de acercamientos que el jefe del Ejecutivo ha tenido durante toda la semana con importantes empresarios norteamericanos.

Por el Gobierno de Honduras estamparon la firma el presidente Hernández y el ministro de Infraestructura y Servicios Públicos (Insep), Roberto Ordóñez; y por la empresa GE, los ejecutivos Karan Bathia, vicepresidente para Relaciones con gobiernos a nivel global, y el presidente para Centroamérica y el Caribe, Ricaurte Catin Vásquez.

Este explicó que la carta de intenciones se orienta a resolver el tema de suministro de energía en Honduras, que es un asunto de alta prioridad para el Gobierno hondureño, y por eso General Electric con otras empresas iniciará el proceso de estudio para presentar soluciones.

Dijo que el proceso de cesión de los proyectos deberán seguir los procedimientos jurídicos de compras y licitaciones que establece el marco jurídico hondureño para competir en igualdad de condiciones con los demás operadores locales.

“Para nosotros eso es importante porque creemos en la más alta competencia; pero sí estamos, por iniciativa propia, iniciando el proceso a través del cual estamos ofreciendo a Honduras soluciones para momentos de emergencia energética, especialmente para la próxima estación seca”, ahondó.

General Electric también ofrece otras soluciones a mediano plazo que vienen a agregarse a la matriz de generación eléctrica, considerando otros combustibles de bajo costo para el Estado.

El ejecutivo explicó que se instalarán plantas de producción de electricidad movidas con gas propano. También estudian la posibilidad de instalar plantas de generación con otros combustibles intermedios como gas etano, que aunque se trata de combustibles fósiles su nivel de contaminación es 50% menos de impacto ambiental.

Vásquez estimó que en un plazo de cuatro a cinco meses podrán tener las propuestas técnicas para instalar las primeras plantas en el país. En una primera fase se estarían produciendo unos 800 megavatios de potencia adicional y a mediano plazo unos 360 megavatios más.

Explicó que estos proyectos serían una alternativa de bajo de costo para los consumidores porque las plantas utilizan tecnología avanzada y combustibles más livianos y eficaces.

La Prensa