Investigan si hubo chantaje de térmicas detrás de apagones

El gerente de la Enee solicitó al Congreso aplazar la comparecencia que debía hacer la noche del martes al pleno.

Tegucigalpa, Honduras.

Mientras se hacen las investigaciones de oficio para determinar supuestos abusos de las empresas de generación térmica en las interrupciones en el suministro de electricidad, el gerente de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee), Emil Hawit, pidió ayer al Congreso Nacional postergar para la próxima semana su comparecencia ante el pleno legislativo.

Hawit estaba convocado por el Poder Legislativo a la sesión de anoche para que explicara las causas de la crisis energética que atraviesa el país y que ha obligado al Gobierno a aplicar constantes racionamientos en el suministro de electricidad, especialmente en las regiones norte y atlántica del país.

Hasta la semana pasada, Hawit atribuía los racionamientos, primero a mantenimientos y luego a los efectos del fenómeno de El Niño y al bajo nivel de los caudales de las represas hidroeléctricas. Pero estos apagones se esfumaron una vez que se anunció que el Congreso aprobó la emisión de bonos soberanos por 250 millones de dólares para pagar la deuda pendiente a las térmicas.

Interpelación

La iniciativa de interpelar al gerente de la Enee fue presentada la semana anterior por el diputado del Partido Anticorrupción (PAC) Walter Alex Banegas; pero por sugerencias de otros diputados también se invitó a comparecer a miembros de la junta directiva de esa empresa y del sindicato de la institución para que expliquen las causas reales y las justificaciones técnicas de las constantes interrupciones del servicio de electricidad.

Los parlamentarios exigen a las autoridades de la estatal eléctrica que aclaren la real situación del sistema, los motivos reales de los racionamientos, el monto de la deuda con las empresas térmicas, la mora que mantienen las grandes compañías a favor de la Enee y qué acciones judiciales ha emprendido contra esas sociedades mercantiles morosas y el estado de las acciones jurídicas.

Se estima que la Enee adeuda a las empresas de generación térmica y renovable un poco más de nueve mil millones de lempiras, hasta julio del presente año.

El pasado lunes, el presidente Juan Orlando Hernández pidió una investigación para establecer si los propietarios de las empresas de generación de energía térmica han incurrido en responsabilidad penal al bajar deliberadamente la producción para presionar al Estado que honre la millonaria deuda.

“No quisiera pensar que cuando alguna planta térmica de repente baja su producción, con cualquier excusa, sea para tratar de chantajearnos y que cedamos en nuestra decisión de no permitir precios abusivos de parte de los generadores térmicos”, dijo en cadena nacional.

Investigación de oficio

Mario Pérez, primer secretario del Congreso Nacional, informó que Hawit tenía previsto acudir a la Cámara Legislativa, pero pidió postergar para la próxima semana su comparecencia debido a que hay una investigación de oficio que se realiza para determinar si hay responsabilidad penal de parte de algunos empresarios de energía térmica en la falta de suministro de electricidad.

“Nosotros recibimos una petición de parte de él (Hawit), y también lo consensuamos con el Ejecutivo de que habiendo una investigación de oficio, que está en curso en este momento para determinar si hay responsabilidad penal de parte de algunos propietarios de plantas térmicas que intencionalmente hayan apagado las mismas o bajado la producción de energía”, arguyó Pérez.

Añadió que como esa investigación se está llevando a cabo en este momento, no sería prudente que el funcionario comparezca esta semana a fin de no exponerlo a que revele alguna información que entorpezca esas investigaciones que está haciendo el Ministerio Público. En ese sentido, afirmó que a Hawit se le ha dado un espacio de tiempo para que su comparecencia ocurra hasta la próxima semana, junto con representantes del sindicato de la empresa y miembros de la junta directiva de la institución.

Consultado sobre el hecho de que el Congreso Nacional aprobó 250 millones de dólares en bonos a la Enee y de inmediato el suministro de energía volvió a fluir, Pérez expresó que esa situación es suspicaz, y en ese sentido “yo diría de manera correcta y aceptada, el presidente de la República ha ordenado que se abra una investigación y entendemos que el Ministerio Público ya lo está haciendo y por eso no sería prudente y razonable traer a Emil Hawit hoy porque podría revelar alguna información que entorpezca esta investigación”.

El sindicato acusa a los inversionistas térmicos de haber montado una campaña de chantaje al haberse dado a la tarea de sacar algunas plantas de generación, lo que ha obligado a la estatal eléctrica a programar suspensiones del servicio cada semana.

Miguel Aguilar, presidente del sindicato, dijo que la actual crisis de la Enee fue provocada porque sabían cuáles eran las soluciones.

La Prensa