Más noticias

Sequía en Honduras deja pérdidas de más de millón de quintales de granos

Los efectos del fenómeno de El Niño han dejado damnificadas a 72,000 familias del país.

Los efectos del fenómeno de El Niño han dejado damnificadas a 72,000 familias del país.
Los efectos del fenómeno de El Niño han dejado damnificadas a 72,000 familias del país.

Tegucigalpa, Honduras.

La escasez de lluvia devastó al menos el 70% de los cultivos de maíz y el 45% del cultivo de frijoles, afectando de manera directa a 72,000 familias de 66 municipios.

Las regiones más afectadas comprenden por el fenómeno de El Niño en el denominado corredor seco que abarca Valle y Choluteca y el sur de Olancho, El Paraíso, Francisco Morazán, La Paz, Lempira y Copán.

Eso indican los últimos reportes levantados por el Gobierno luego de la emergencia causada por la pérdida de cultivos en varias regiones del país a consecuencia de la sequía.

Las pérdidas ocasionadas por la sequía y los efectos del fenómeno de El Niño en la cosecha de primera ascienden a más de un millón de quintales de granos básicos.

“Nosotros estimamos que hay aproximadamente 70 mil familias afectadas y que la producción se va a disminuir en un millón de quintales en la cosecha de primera”, reveló Jacobo Paz, titular de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG).



Estrategia

La semana anterior, el presidente Juan Orlando Hernández presentó un plan de acción con el que se pretende atender a las comunidades hondureñas más golpeadas por la pérdida de cultivos de granos.

Adicionalmente anunció una inversión de 100 millones de lempiras del Programa de Reactivación del Sector Agroalimentario para enfrentar la crisis inmediata. El Gobierno plantea para la cosecha de postrera recuperar la producción de granos afectada en el ciclo de primera, mediante el uso de tecnología que permita incrementar la producción por cada manzana sembrada.

Para el caso, ya se hacen preparativos para impulsar la cosecha de granos resistentes a las condiciones secas como el ajonjolí, que estaría siendo cultivado en al menos 800 manzanas de tierra en la zona sur del país.

Adicionalmente, se considera la siembra de unas 10 mil manzanas de granos bajo riego en diferentes zonas del país, pero con mayor énfasis en los Comayagua, Yoro y El Paraíso, adonde está la mayor cantidad de proyectos de riego, que garantizarían la cosecha.

Según la SAG, los hondureños consumen cada año alrededor de dos millones de quintales de frijoles a razón de 167 mil quintales cada 30 días; mientras que la demanda anual de maíz ronda los 15 millones de quintales.