G-16 promete apoyo para enfrentar crisis alimentaria en Honduras

Los países cooperantes prometen construir represas y sistemas de riego en zonas afectadas.

El presidente Juan Orlando Hernández habló con el G-16 y otros países amigos sobre la sequía que afecta a Honduras.
El presidente Juan Orlando Hernández habló con el G-16 y otros países amigos sobre la sequía que afecta a Honduras.

Tegucigalpa, Honduras.

La comunidad internacional se comprometió ayer a respaldar las acciones emprendidas por el Gobierno para hacerle frente a la hambruna ocasionada por la sequía.

Los países cooperantes establecieron la posibilidad de dar apoyo financiero para implementar planes de asistencia formulados por el Gobierno ante la crisis alimentaria en Honduras.

Prometieron respaldo para la construcción de represas, implementación de proyectos de retención de agua, sistemas de riego y fortalecimiento de la producción en el campo.

El apoyo internacional fue concertado en una reunión entre el presidente Juan Orlando Hernández con los representantes del G-16 y varios embajadores de Centro y Suramérica que se sumaron al encuentro.

En la reunión, las autoridades nacionales expusieron a los países amigos la situación que enfrentan las familias hondureñas afectadas por la sequía.

El ministro de Desarrollo Económico, Alden Rivera, confirmó que del Programa de Reactivación del Sector Agroalimentario se aprobó una asignación de 100 millones de lempiras para enfrentar la crisis inmediata.

“Con eso podemos informar al pueblo hondureño que contamos con los recursos financieros para atender hasta 76 mil familias hondureñas, que se anticipa serán afectadas por la sequía”, informó Rivera.

El funcionario mencionó, además, que ya se está dando asistencia alimentaria a unas 25 mil familias que habitan en unos 28 municipios de los departamentos de El Paraíso, Choluteca, Valle y La Paz.

600 mil familias afectadas en 10 departamentos

Más de 600 mil familias que viven en extrema pobreza son afectadas por la sequía en 10 departamentos de Honduras.

Así lo confirmó el ministro de Agricultura y Ganadería (SAG), Jacobo Paz, en su comparecencia en el Congreso Nacional.

El diputado Esdras López dijo que la propuesta del Gobierno no satisface a esta gente que se está muriendo de hambre.

Jacobo Paz expuso que el Gobierno está haciendo acopio de un fideicomiso de apoyo a los agricultores por 1,500 millones de lempiras.

Indicó que son 64 municipios en el corredor seco, pero a solicitud de los alcaldes de otras municipalidades se pueden incluir en estos planes de solución.

“Hay 64 municipios afectados en unos 10 departamentos y 600 mil familias en extrema pobreza que están siendo atendidas”, aseguró.

Agregó que en la alianza para el corredor seco se han juntado siete cooperantes del G-16 que han destinado 135 millones de dólares para apoyar proyectos de infraestructura en tres años.

La SAG ofrecerá apoyo para materializar esta cooperación y se están incorporando a las universidades agrícolas para que los alumnos de último año sean parte de la solución del problema.

Medidas

Consuelo Vidal, representante del Sistema de las Naciones Unidas y presidenta protémpore del G-16, dijo que en el encuentro la comunidad internacional pudo conocer la situación que se avecina producto de la sequía.

“Tuvimos una muy buena jornada de trabajo con el Gobierno y otros países amigos de Honduras, hemos estado discutiendo las medidas que se han estado tomando a corto y una visión a mediano plazo para enfrentar el cambio climático y la sequía, que lamentablemente se va a presentar este año en Honduras”, dijo.

“El G-16 ha reiterado su compromiso de acompañar los esfuerzos que hace el Gobierno, hemos visto con satisfacción que los planes están formulados, que hay recursos y capacidad para enfrentar la crisis inmediata”. “Estamos todos comprometidos como cooperación internacional en apoyar los esfuerzos que se hacen para que el cambio climático, que está acá para quedarse, pueda ser enfrentado de una manera más sistemática en el futuro”, explicó.

Vidal reiteró que “la comunidad internacional ha manifestado su compromiso de apoyar al Gobierno de Honduras.

“Quiero mencionar además que han habido otros países que no son del G-16 presentes y creemos que eso es muy importante porque muchas naciones ya han desarrollado sus propias soluciones”.

Según las autoridades, de momento no se tienen cuantificadas las pérdidas ocasionadas por la sequía en el país.

Bajo responsabilidad compartida

El Gobierno anunció ayer un plan de emergencia para atender a miles de familias afectadas por la sequía y que en unos días pasarán a la hambruna.

Y es que, debido a la falta de lluvias producto del fenómeno del Niño, muchos cultivos en laderas y valles se perdieron.

Las autoridades han clasificado los municipios afectados en prioridad alta y prioridad media.
En prioridad alta se ubican 64 municipios de 10 departamentos del país.

En prioridad media hay 60 municipios. Esto significa que a nivel nacional, son 124 los municipios afectados por la sequía.

De estos, 28 fueron calificados como de “prioridad 1”, es decir, los primeros que deben ser atendidos con raciones alimenticias por parte del comité interinstitucional.

Este comité lo integran organismos del Estado, alcaldías y organismos internacionales.
Se estima que en prioridad uno se ubican 28,000 familias.

El presidente Juan Orlando Hernández hizo sus consideraciones, al afirmar que deben ser atendidas pero bajo un esquema de responsabilidad compartida.

Esto, dijo el gobernante, ha sido una de las condiciones de los organismos internacionales que prestan ayuda humanitaria en condiciones extremas.