EUA dona a Honduras máquinas para destruir armas y municiones

Lisa Kubiske, embajadora norteamericana, dijo que destruyendo el exceso de armas se reducirá el riesgo de que caigan en manos de criminales en Honduras.

La embajadora de los Estados Unidos en Honduras Lisa Kubiske (i) cortan un fusil en una de las dos de las cortadoras de armas donada a Honduras por el Gobierno de Estados Unidos este viernes 23 de mayo de 2014, en una instalación militar en la Aldea de Mateo. EFE
La embajadora de los Estados Unidos en Honduras Lisa Kubiske (i) cortan un fusil en una de las dos de las cortadoras de armas donada a Honduras por el Gobierno de Estados Unidos este viernes 23 de mayo de 2014, en una instalación militar en la Aldea de Mateo. EFE

Tegucigalpa, Honduras

Este viernes la Policía Nacional y a las Fuerzas Armadas de Honduras recibieron dos máquinas para la destrucción de armas de fuego, donadas por el gobierno de Estados Unidos.

El evento se realizó en el marco del lanzamiento oficial del programa para ayudar al gobierno de Honduras a asegurar su inventario de armas y la destrucción de aquellas excedentes y obsoletas, informó la embajada estadounidense.

Las dos cizallas hidráulicas de destrucción de armas fueron recibidas por representantes del gobierno hondureño en una ceremonia que se realizó en el Comando de Apoyo Logístico de las Fuerzas Armadas (CALFFAA).

"La donación de los cortadores de armas es un componente vital del programa de destrucción de armas financiado por el Gobierno de Estados Unidos y ejecutado por MAG Internacional", una ONG británica "que ha realizado programas de manejo de armas y municiones y proyectos de destrucción en África y América Central", precisó la embajada Americana.

El programa implica mejorar la seguridad en los sitios de almacenamiento de armas en Honduras, capacitar a la Policía Nacional, las Fuerzas Armadas y el Ministerio Público, así como destruir armas y municiones en exceso o fuera de servicio.

Cada máquina tiene capacidad para destruir más de 50,000 armas de fuego y se usarán para reducir el exceso que hay en los almacenes de la Policía Nacional, las Fuerzas Armadas y el Ministerio Público.

La destrucción de las armas contará con la participación de grupos de la sociedad civil, entre ellos el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh), quienes darán seguimiento al programa.

"Destruyendo el exceso de armas y las obsoletas se reducirá el riesgo caigan en manos de criminales en Honduras", dijo la embajadora Kubiske en su cuenta de Twitter.

Expresó también que "los gobiernos de Estados Unidos y Honduras están trabajando juntos para garantizar el almacenamiento y destrucción de armas y municiones".

A la entrega de las cizallas hidráulicas de destrucción de armas asistieron el subsecretario de Seguridad José Lima Bueso, el director de la Policía Nacional Ramón Sabillón, el director de la Fiscalía Rolando Argueta y el titular de Conadeh Roberto Herrera, entre otros.

La Prensa