Más noticias

Defensa del “Negro” Lobo pide a la CIDH detener extradición

La sentencia en poder de la Corte Suprema aún no es enviada a la jueza natural para que notifique a las partes.

El Primer Batallón de Infantería está fuertemente custodiado. Allí permanece Lobo.
El Primer Batallón de Infantería está fuertemente custodiado. Allí permanece Lobo.

Tegucigalpa. La Corte Suprema de Justicia aún no ejecuta su sentencia de extraditar al hondureño Carlos Arnoldo Lobo a Estados Unidos; mientras tanto, la defensa se aferra a recursos para que esto no ocurra.

El pasado viernes, el pleno de la Corte resolvió por unanimidad declarar con lugar la solicitud de extradición promovida por el Gobierno de Estados Unidos. Lobo será extraditado a ese país con el fin de juzgarlo por delitos ligados a la narcoactividad. En la Corte se informó que los magistrados aún se encuentran redactando su sentencia para ser notificada a la defensa del requerido y a su vez enviarla a la jueza natural para que se ejecute. En el Poder Judicial se reiteró que la extradición del Negro Lobo se concretará esta semana, sin precisar día ni hora. Lobo se encuentra recluido en el Primer Batallón de Infantería. A pesar de que en el Poder Judicial se sostiene que la extradición de Lobo es cuestión de horas, la defensa del requerido alega que tiene derecho a más recursos.

Agotan instancias

Según el auto acordado aprobado por la Corte en junio de 2013, la resolución que emita el pleno es inapelable. Raúl Suazo, apoderado legal de Lobo, dijo que se notificará de la sentencia y luego interpondrá dos recursos: un amparo y la casación.

Dijo que interpondrá ambos escritos sustentado en dos tratados internacionales suscritos por Honduras: el Pacto de San José y el Código Bustamante.

Argumentará violación de derechos y garantías constitucionales. Dijo que ambos recursos tendrá que resolverlos una corte ad hoc.

El defensor llegó ayer a la unidad militar para pedirle a Lobo que firmara un escrito dirigido al Comisionado Nacional de los Derechos Humanos.

El documento se presentó ayer a este organismo, en el cual pide que sea protegido con medidas cautelares, como mecanismo para conceder derechos y garantías, mientras se desarrolla el proceso.

Informó que envió notificación a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), con sede en Washington, en el cual solicita detener el proceso de extradición de su representado.

“Enviamos a la CIDH una referencia de todo este proceso. Denunciando el proceder de la Corte Suprema en este caso particular”, dijo Suazo.

Incluyó los recursos interpuestos, resoluciones emitidas y otros.

Se solicita a la CIDH que proteja a Lobo y revise el estamento jurídico utilizado por la Corte. A pesar de lo que afronta, dijo que Lobo está tranquilo, pero preocupado.

Indicó que un bufete en Miami, dirigido por el exfiscal Louis Casuso, se encargará de representarlo cuando sea extraditado.

Ambiente

Un grupo de familiares del requerido llegó a la unidad militar con el deseo de acompañarlo y despedirse, pero les fue negado el ingreso porque solo se permite los miércoles, sábados y domingos.

La celda donde se encuentra tiene baño privado, una cama, una mesa y tres sillas. Suazo se quejó de que no le permiten salir de su celda a caminar y tomar el sol.