Más noticias

Unicef pide a Honduras combatir la violencia contra los niños

El Fondo de las Naciones Unidas pra la Infancia (Unicef) expresó su profunda preocupación por los asesinatos contra los menores.

Fotografía cedida por Unicef que muestra a jóvenes hondureños.
Fotografía cedida por Unicef que muestra a jóvenes hondureños.

Tegucigalpa, Honduras.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) expresó hoy "su profunda preocupación" por la violencia que afecta a la niñez de Honduras e instó al Gobierno a "unir esfuerzos" para poner fin a ese flagelo.

"La violencia y la inseguridad ciudadana constituyen actualmente una preocupación legítima de la población y del Gobierno hondureño y es motivo de especial alarma cuando en las últimas semanas por lo menos 18 niños, niñas y adolescentes han sido asesinados en diferentes circunstancias", indicó Unicef en un comunicado.

Además, hizo un llamado al Estado y a la sociedad hondureña para que activen el Sistema Nacional de Protección de Derechos de la infancia establecido en una reforma del Código de la Niñez, aprobada por el Congreso Nacional a finales de 2013, según el comunicado.

Unicef manifestó que para afrontar la ola de criminalidad que afecta a los niños hondureños se requiere "la participación activa" de los gobiernos municipales para "asegurar entornos protectores para la niñez y espacios en los que su voz sea escuchada".

También es necesario fortalecer la familia, la comunidad y las escuelas para que "cumplan con su papel de protección y apoyo en el bienestar de la niñez y la adolescencia" de Honduras, apuntó.

El organismo internacional reiteró "su compromiso" con Honduras de "contribuir activa y efectivamente" para que los niños y adolescentes hondureños "vivan seguros y protegidos en sus hogares, en sus escuelas y comunidades".

Asimismo, Unicef abogó por fortalecer las capacidades de los operadores de Justicia del país centroamericano para que "las violaciones y abusos contra la niñez puedan ser procesadas adecuadamente".

La ola de criminalidad causa a diario un promedio de 15 muertos en Honduras, donde entre 2010 y 2013 458 menores de 14 años murieron en circunstancias violentas, según cifras del estatal Comisionado de los Derechos Humanos.