Más noticias

Honduras se convertiría en "cómplice" sino derriba narcoavionetas: Custodio

Ramón Custodio dijo hoy que si las autoridades no derriban los aviones civiles sospechosos de transportar drogas, el Gobierno se convertiría en "cómplice" de los narcotraficantes.

 El Comisionado de los Derechos Humanos (Ombudsman) de Honduras, Ramón Custodio, dijo hoy que si las autoridades del país no derriban los aviones civiles sospechosos de transportar drogas, el Gobierno se convertiría en 'cómplice' de los narcotraficantes.
El Comisionado de los Derechos Humanos (Ombudsman) de Honduras, Ramón Custodio, dijo hoy que si las autoridades del país no derriban los aviones civiles sospechosos de transportar drogas, el Gobierno se convertiría en 'cómplice' de los narcotraficantes.

Tegucigalpa, Honduras

El Comisionado de los Derechos Humanos (Ombudsman) de Honduras, Ramón Custodio, dijo hoy que si las autoridades del país no derriban los aviones civiles sospechosos de transportar drogas, el Gobierno se convertiría en "cómplice" de los narcotraficantes.

"Honduras tiene que instalar su propio radar y derribar cualquier narcoavioneta que viole su soberanía porque de lo contrario estará siendo cómplice del narcotráfico", subrayó Custodio en un comunicado.

Agregó que es "un acto de soberanía nacional decir que por nuestro espacio aéreo, marítimo y territorial no debe pasar nada, ni un miligramo más de droga hacia cualquier país que vaya".

El Parlamento de Honduras aprobó en enero pasado la Ley de Exclusión Aérea que le permite a las autoridades del país centroamericano derribar avionetas civiles sospechosas de transportar cocaína y otras drogas ilícitas.

La norma, que entró en vigor el lunes, cuando fue publicada en el diario oficial "La Gaceta", prohíbe el sobrevuelo de aeronaves que no se identifiquen entre las 18.00 (00.00 GMT) y 06.00 horas locales (12.00 GMT) en los departamentos caribeños de Gracias a Dios y Colón, y el colindante Olancho (este).

Las aeronaves no identificadas ni autorizadas para sobrevolar territorio hondureño serán sometidas "al uso progresivo de la fuerza" tras cumplirse un proceso de "indagación, interceptación, persuasión, convencimiento y como uso máximo la neutralización definitiva de la amenaza", según la información oficial.

Custodio destacó que es "una obligación de las Fuerzas Armadas de Honduras proteger la integridad territorial que comprende todos los espacios del país".

Según datos estadounidenses, por Honduras transita al menos el 80 % de la cocaína que llega a México desde Suramérica con destino a EE.UU.

Además, señaló que la falta de sistemas de radares es uno de "los puntos débiles de Honduras para combatir el narcotráfico".

Las autoridades hondureñas anunciaron este lunes que en los próximos días recibirán un sistema de radares fabricados en Israel, adquirido con recursos propios.

Custodio añadió que una encuesta hecha a petición de su oficina señala que ocho de cada diez hondureños consideran que para defender la soberanía nacional el país debe tener "su propio radar", para evitar que las "narcoavionetas" violen el espacio aéreo.

El 73,5 % de los encuestados "estaría de acuerdo con que se derriben las narcoavionetas que no se quieran identificar y que violan la soberanía hondureña", concluyó el Ombudsman.

El 80 % de la droga que pasa por Honduras lo hace por mar y el restante 20 % por tierra y aire, según las autoridades, que atribuyen al narcotráfico buena parte de la violencia que vive el país, donde en lo que va del año cada día mueren, un promedio, 14 personas.