William Brownfield concluye visita de dos días en Honduras

William Brownfield prometió apoyar más a Centroamérica en la lucha contra el narcotráfico, pero advirtió que "tomará años" alcanzar resultados, como sucedió con el Plan Colombia.

El martes, Brownfield y el jefe del Comando Sur estadpunidense, John Kelly, se reunieron con el nuevo presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, en la Casa Presidencial.
El martes, Brownfield y el jefe del Comando Sur estadpunidense, John Kelly, se reunieron con el nuevo presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, en la Casa Presidencial.

Tegucigalpa, Honduras

El encargado antidrogas del Departamento de Estado estadounidense, William Brownfield, concluyó este miércoles su visita de dos días en Honduras.

En un comunicado emitido por la embajada estadounidense en Tegucigalpa, se informó que Brownfield y el comandante del Comando Sur, general John Kelly, llegaron a Honduras el 11 de febrero para sostener reuniones con el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, y altos funcionarios del gobierno hondureños.

Brownfield, salió este miércoles de Honduras sin que se anunciara cooperación concreta en el combate al narcotráfico y el crimen organizado.

El comunicado señala que este martes, Brownfield y Kelly sostuvieron una mesa redonda con las organizaciones no gubernamentales (ONG) que trabajan en temas de Estado de derecho y derechos humanos.

Kelly viajó a Puerto Castilla y La Ceiba para observar la asistencia en tema de seguridad de Estados Unidos y la cooperación en Honduras, y la capacitación conjunta en el combate al narcotráfico.

Brownfield se reunió con el fiscal general, Oscar Chinchilla, y personalmente felicitó a los miembros de las unidades de aplicación de la ley que participaron en la incautación de dos toneladas de cocaína en Puerto Cortés el pasado 29 de enero.

Kelly saldrá del país este jueves en horas de la mañana después de reunirse con el personal militar estadounidense de la Fuerza de Tarea Conjunta Bravo acantonado en la base aérea Enrique Soto Cano localizada en Palmerola, Comayagua, 80 kilómetros al norte de la capital.

"Esta visita de alto nivel subraya la importancia de las fuertes relaciones bilaterales entre Estados Unidos y Honduras, y reconoce nuestro mutuo interés en trabajar con el gobierno de Hernández para avanzar la seguridad, prosperidad y derechos humanos en Honduras", concluye el comunicado.

Estados Unidos prometió apoyar más a Centroamérica en la lucha contra el narcotráfico, pero advirtió que "tomará años" alcanzar resultados, como sucedió con el Plan Colombia, dijo William Brownfield.

La Prensa