Paso de narcoavionetas por Honduras se redujo: William Brownfield

El zar antidrogas de Estados Unidos dice que se deben minimizar los errores al derribar avionetas.

El subsecretario de Estado de Estados Unidos, William Brownfield.
El subsecretario de Estado de Estados Unidos, William Brownfield.

Tegucigalpa, Honduras.

El trabajo conjunto entre los gobiernos de Honduras y Estados Unidos es la clave para combatir exitosamente el problema del narcotráfico.

Así lo expresó en la mañana del miércoles William Brownfield, secretario de Estado de la Oficina de Asuntos Internacionales de Narcóticos y Aplicación de la Ley de Estados Unidos, puesto que también es conocido como zar internacional antidrogas.

"Honduras y Estados Unidos estamos colaborando y lo seguiremos haciendo en los próximos años. Creo que tenemos muchas áreas en las que trabajamos unidos con Honduras", indicó Brownfield, quien realizó una visita esta semana a Honduras y Gutemala.

Los radares

Brownfield se refirió a la instalación de radares en Honduras. "Tener radar sin tener la capacidad de responder para controlar las avionetas es igual a no hacer nada, así que no hay que centrarse tanto en si Estados Unidos mantiene o no un radar en Honduras, porque ese es apenas un pequeño elemento en la lucha contra el narcotráfico, no es la solución completa y se necesita una estrategia completa. Sería un error hablar del radar como la solución", explicó.

Brownfield también habló sobre lo manifestado por el presidente hondureño durante su toma de posesión, en la que solicitó más apoyo de Estados Unidos para el combate al narcotráfico. "Honduras, como a cualquier país del mundo, le gustaría tener más recursos disponibles para combatir el narcotráfico, pero lo importante es usar los recursos de la manera más efectiva para combatir el narcotráfico. Vamos a tratar de dar los recursos necesarios y usarlos de la manera más efectiva", indicó.

El zar antidrogas dijo que para vencer al narcotráfico la clave es la unión. "Hay que seguir trabajando unidos regionalmente para combatir el narcotráfico, pero la solución contra este problema no vendrá en un día, hay que trabajar mucho".

¿Derribar avionetas?

En cuanto al derribo de avionetas del narcotráfico que sobrevuelan Honduras desde Suramérica y con rumbo a México y Estados Unidos, Brownfield explicó que "cada país tiene sus propias leyes. Honduras tiene unas y Estados Unidos otras. Lo que nosotros buscamos en realidad es una solución que ofrezca más escudo para Honduras y protección. Lo que queremos es reducir los errores y estar seguros de los derribos que se produzcan. Queremos que en Honduras haya menos droga así como efectos de la violencia que trae el narcotráfico".

El zar antidrogas destacó que desde el anuncio de la medida contra aeronaves no identificadas, el sobrevuelo de narcoavionetas sobre territorio hondureño se ha disminuido, aunque agregó que el tráfico por vía marítima sigue siendo mucho. "Según nuestros mapas y registros, en los últimos 18 meses el número de narcoavionetas que pasan por Honduras se redujo mucho. La droga ilícita que llega por mar a Honduras es mucha, más de la que llega en narcoavionetas".

Legalización y extradición

En cuanto a la legalización de drogas en Centroamérica, propuesta que en la región ha sido impulsada por Guatemala y cuya implementación se ha realizado en dos estados de Estados Unidos, el zar antidrogas dijo que "es irónico tener el debate de legalizar la droga en Estados Unidos ahora, cuando se ha reducido el consumo de ella drásticamente. Soy escéptico con que legalizar la droga pueda ser algo bueno", expresó.

Sobre el acuerdo de extradición entre Honduras y Estados Unidos, Brownfield argumentó que "la extradición es un arma que permite a los países combatir juntos el narcotráfico. Con extradición podemos sacar a las peores personas de Honduras y tenerlas 20 años de "vacaciones" en las cárceles de Estados Unidos", declaró.

La Prensa