Más noticias

Estados Unidos notificó sobre la irregular emisión de carnés

La Cancillería envió ayer los acuerdos de suspensión de los ocho cónsules hondureños en varias ciudades de EUA.

La Fiscalía General de la República y el Tribunal Superior de Cuentas abrieron una investigación de oficio para indagar las denuncias por corrupción en el servicio exterior hondureño
La Fiscalía General de la República y el Tribunal Superior de Cuentas abrieron una investigación de oficio para indagar las denuncias por corrupción en el servicio exterior hondureño

Tegucigalpa, Honduras

En un secreto a voces se había convertido la emisión de carnés consulares falsos en los consulados de Honduras en Estados Unidos, ya que hasta la embajada de ese país se comunicó con el departamento de Asuntos Consulares hace dos meses para indagar sobre la legalidad o no del cuestionado documento por el que se han destituido a ocho cónsules generales hasta el momento.

LA PRENSA le consultó a la directora de Asuntos Consulares, Ivonne Bonilla, si la Embajada de Estados Unidos en Honduras había hecho alguna notificación, ya que es en ese país que circula la identificación falsa emitida en los ocho consulados. La funcionaria lo confirmó, sin embargo, hasta que la denuncia salió en los medios es que se procedió.

“Hace dos o tres meses recibimos un correo electrónico de la embajada de Estados Unidos aquí en Honduras sobre cuestiones no oficiales entre mandos intermedios, en donde se nos hacía llegar una copia de este carné, donde preguntaban si esto era legal, si esto correspondía al Gobierno de Honduras tramitarlo a través de los consulados”, confesó Bonilla.

“Entonces nosotros (Asuntos Consulares), que sabíamos que existían esas dos situaciones de las circulares en donde se llamaba la atención de que no se debían hacer ese tipo de documentos en virtud de que no correspondía, hicimos las gestiones y en aquel momento el entonces canciller (Arturo Corrales) firmó una circular que prohibía la emisión de esos documentos”, afirmó la funcionaria.

Despidos

La decisión del presidente Juan Orlando Hernández de separar ocho cónsules generales en Estados Unidos es irreversible. Fuentes revelaron que el mandatario ya analiza los nombres de los sustitutos que tendrán en su hoja de vida experiencia en inversiones para atraer este sector al país.

Los ocho cónsules despedidos, en su mayoría afines con el expresidente Porfirio Lobo, fueron investigados previo a su separación, a un “alto nivel” manejado desde la Presidencia de la República.

LA PRENSA publicó el lunes reciente que en el consulado de Honduras en Los Ángeles, que manejaba Gerardo Agüero Guevara, se estaban emitiendo identificaciones consulares ilegales para favorecer a algunos compatriotas.

Las pruebas fueron expuestas en Cancillería, por lo que en el Consejo de secretarios de Estado del fin de semana se emitieron sendos comunicados en donde el presidente Hernández desautorizaba la emisión de los codiciados registros consulares, los que se vendían desde las ocho sedes consulares al mejor postor.

Investigación del TSC

Ante la sorpresa de la ciudadanía, el mismo Gobierno confirmó que no solo en Los Ángeles se estaban emitiendo los falsos carnés, sino también en Houston, Nueva Orleáns, Chicago, Nueva York, Atlanta, Miami y Dallas, ya que los cónsules generales de estas oficinas fueron suspendidos la noche del lunes.

Ahora, tanto la Fiscalía General de la República como el Tribunal Superior de Cuentas (TSC), abrieron una investigación de oficio para indagar el nivel de las denuncias por corrupción en el servicio exterior de Honduras.

“Ya se le enviaron los acuerdos de suspensión a los ocho cónsules, lo que prosigue es la notificación de la separación del cargo, el procedimiento de cancelación después de las instrucciones del Presidente. Se está elaborando para enviárselos a los ocho cónsules que han sido suspendidos de sus cargos”, manifestó la vicecanciller, Diana Valladares.

La funcionaria explicó que los consulados no quedan a la deriva por la suspensión de los cónsules generales, ya que serán sustituidos por los vicecónsules.

Guardan silencio

Desde antes de ser publicada la denuncia, LA PRENSA intentó sin éxito la comunicación con Gerardo Agüero Guevara, a quien el hondureño Plinio Rodríguez dijo que le había extendido el registro consular en Los Ángeles. Agüero, como Leonel Zúniga en Houston, Lizeth Hawit en Miami, Erasmo Montalbán en Chicago, Francisco Quezada Lobo en Nueva York, Emelissa Callejas en Atlanta, Elka Herrera en Nueva Orleáns y Vincenzo Baletta en Dallas, fueron despedidos por la emisión de carnés consulares ilegales en Estados Unidos.

Leonel Zúniga y Lizeth Hawit fueron consultados por LA PRENSA sobre la suspensión, sin embargo ambos aseguraron guardar silencio mientras les llega la notificación de su separación.

De la misma manera se conoció que Quezada Lobo en Nueva York continuó en sus labores consulares hasta ahora, a pesar de que también fue suspendido por el presidente Hernández.

La mayoría de cónsules destituidos tienen afiliación política reconocida y hasta son familiares de connotados políticos en el país. No obstante, su parentesco esta vez no les ayudó a continuar en el apetecido cargo.

Antigua denuncia

LA PRENSA pudo constatar que la emisión de carnés consulares irregulares se viene vendiendo a los migrantes hondureños desde 2010. “Intentamos eliminar eso, se les avisó hasta la saciedad y no hicieron caso”, dijo un exfuncionario de la Cancillería.

Por emisión del documento se estaba cobrando en Los Ángeles $50, según Plinio Rodríguez, quien aseguró que a él se lo regalaron por ser miembro de una comunidad de hondureños organizados en esa ciudad. De la misma manera un comunicador hondureño que vivió un tiempo en Estados Unidos, sacó la identificación consular en Houston y tampoco se le cobró, por su profesión, según confesó. Se conoció que hasta $80 por carné falso llegaron a cobrar en algunos consulados.

La Dirección de Asuntos Consulares en Honduras desconoce el número de carnés consulares que se emitieron en los ocho consulados, ya que el cobro y emisión de estos se hizo sin la autorización del Estado de Honduras por lo que no existe ningún recibo que lo compruebe.

Cabe señalar que de los 10 consulados en Honduras, el de San Francisco, que dirige Héctor Monroy, y el de Washington D.C., Leonardo Irías Navas, no fueron suspendidos de sus cargos, por lo que se entiende que el Gobierno no encontró irregularidades en sus funciones.

Situaciones irregulares

“Habían situaciones irregulares que se estaban comprobando, aún cuando los indicios eran a determinados consulados. Tuvieron que hacerse las investigaciones exhaustivas y es por eso que se ha tomado esa decisión”, expresó Ivonne Bonilla.

La funcionaria explicó que las circulares que se emitieron desde inicios del Gobierno anterior, eran una orden para todo el servicio exterior, en el que se explicaba con exactitud que los únicos documentos oficiales del Estado de Honduras son el pasaporte y la tarjeta de identidad. De la misma manera se indexaba el costo de cada documento y la prohibición de no cobrar en efectivo los valores. La orden no fue acatada en varios consulados. “No hay denuncias de este tipo en el resto del mundo, pueden hacer comentarios a través del Internet quejándose de los servicios, pero tenemos que documentar todos los casos. Hasta el momento no se ha dado denuncias sobre emisión de carnés consulares en otros países”, aseguró Bonilla.