Denuncian venta de registros ilegales en consulados de EUA

La Secretaría de Relaciones Exteriores anuncia sanciones por cobros ilegales en servicios diplomáticos

Tegucigalpa, Honduras.

El Gobierno de Honduras dijo ayer que garantizará a sus ciudadanos en otros países un sistema de identificación “que reúna garantías de seguridad y transparencia” y anunció sanciones a los funcionarios que emitan documentos no autorizados o hagan “cobros al margen de la ley” en los servicios consulares.

En un comunicado suscrito por el canciller en funciones, Roberto Ochoa, la Secretaría de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional indicó que el servicio consular debe “abstenerse de emitir y cobrar por la emisión de carnés de identificación personal, en virtud de que los mismos no son autorizados por la ley”.

Además, señaló que “los únicos documentos legales de identificación personal son la tarjeta de identidad y el pasaporte”.

La ordenanza oficial obedece a denuncias hechas en medios locales de prensa en el sentido de que en algunas ciudades de Estados Unidos no identificadas se estarían extendiendo carnés de identificación a hondureños que viven en ese país, por lo que además les estarían cobrando dinero.

“Todo documento al margen de la ley y de las instrucciones de esta Secretaría de Estado son ilegales y los responsables de su emisión están sujetos a sanciones (...) incluyendo la cancelación del cargo, sin perjuicio de la responsabilidad penal y administrativa”, añade el comunicado.

Las instrucciones fueron giradas por el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, quien solicitó a las Secretarías de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional, y de Derechos Humanos, Justicia, Gobernación y Descentralización, que en quince días le presenten un sistema de identificación para los emigrantes. En Estados viven más de un millón de hondureños entre residentes legales e indocumentados que en 2013 enviaron en remesas familiares unos tres mil millones de dólares, según el Banco Central de Honduras.

Las denuncias

La venta de registros consulares fue denunciada por Jorge Rivera, dirigente de la Unidad de Hondureños en Dallas, Texas, este señaló que hay al menos cuatro consulados que lo emiten. “Los están vendiendo a 50 dólares en varios lugares. No entiendo cómo lo están haciendo en los consulados, si ese documento no está aprobado”, dijo Rivera. “Ellos están agarrando dinero, por eso con otras organizaciones vamos a emitir un comunicado explicando que ese documento es falso y que ningún funcionario de los consulados puede recibir dinero”, indicó Rivera.

“Es enteramente prohibido lo que están haciendo, que hagan la reestructuración en los consulados y que despidan a la gente que está cobrando por un documento que no existe, que es falso”, pidió al nuevo Gobierno.

La idea de emitir un registro consular para los hondureños en Estados Unidos no es nueva. El gobierno nacionalista de Ricardo Maduro lo contempló para censar a los hondureños en Estados Unidos y así conocer el número real de compatriotas que residen en ese país. Cuando nació la propuesta de elaborar una cédula consular, el entonces secretario de la Presidencia, Luis Cosenza, explicó que el objetivo era dotar a los hondureños con un documento de identificación que les permitiera el acceso a varios servicios. Cuatro mandatos presidenciales más y el proyecto continúa en análisis. Las últimas reformas a la Ley del Servicio Exterior tampoco lo aprueban y el registro consular sigue sin existir.

Según la organización no gubernamental Consumer Action en Estados Unidos, las tarjetas de identidad consulares o registros consulares, son documentos que otorgan muchos consulados para identificar a los ciudadanos de su país que viven en el exterior. “Los Gobiernos de otros países utilizan esta información para recolectar datos de los ciudadanos viviendo en el exterior para sus censos”, informan.

La Prensa