En febrero de 2014 reanudan obras de represa Patuca III

El proyecto hidroeléctrico presenta un desfase de seis meses en el cronograma de construcción.

Un equipo de La PRENSA visitó en junio pasado las obras en Patuca, que se construyen a paso lento.
Un equipo de La PRENSA visitó en junio pasado las obras en Patuca, que se construyen a paso lento.

Tegucigalpa, Honduras

Las obras de construcción de la represa hidroeléctrica Patuca III presentan un desfase de seis meses respecto al cronograma de trabajo, debido a los atrasos que sufrió por la falta de fondos disponibles por parte del Estado para continuar con la segunda y última etapa del embalse.

Sin embargo, el Gobierno de Honduras logró culminar recientemente un financiamiento con un banco de China por un monto de 297 millones de dólares para reanudar la construcción de la cortina y la sala de máquinas; pero los fondos estarán disponibles en febrero de 2014.

La primera fase del proyecto, que consistió en la construcción de los túneles de derivación del río, los estribos laterales, la edificación del campamento base del contratista y otras obras secundarias fue concluida exitosamente a mediados de 2013; pero el levantamiento de la cortina se ha estancado.

Autoridades de la Enee aseguraron que el atraso se ha debido a que los fondos no estarán disponibles, sino hasta finales de enero y mediados de febrero de 2014, ya que faltan algunos trámites por cumplir.

Patuca III es el más ambicioso proyecto de generación hidroeléctrica después del embalse de El Cajón que se construyó en los ochenta. Se estima que tendrá una capacidad de generación de 104 megavatios.

Este proyecto hidroeléctrico se encuentra a cinco kilómetros aguas debajo de la confluencia de los ríos Guayape y Guayambre y a 50 kilómetros de la ciudad de Juticalpa, en el departamento de Olancho.

La construcción de la monumental obra tiene un costo global de 350 millones de dólares y está planificada para concluirse en 36 meses, es decir, que en 2017 estaría en plena generación; no obstante, los atrasos sufridos podrían alargar el plazo de entrega. El embalse es construido por la transnacional china Synohidro con amplia experiencia en la edificación de este tipo de proyectos.

Pago de indemnizaciones

Otro inconveniente que ha sufrido el proyecto es el retraso en el pago de las indemnizaciones a los propietarios de las tierras que serán afectadas por la inundación que causará el proyecto aguas arriba de la cortina.

Líderes de los afectados señalaron a LA PRENSA que el Gobierno ha venido pagando a retazos las indemnizaciones y a esta fecha hay familias que solo han recibido la mitad del valor de sus propiedades. Se estima que a la fecha, la Enee adeuda a los pobladores de Patuca un monto de más de 350 millones de lempiras en concepto de indemnizaciones.

En junio de este año, un equipo de LA PRENSA visitó la zona en donde se construye el proyecto hidroeléctrico y pudo comprobar la paralización de las obras debido a las amenazas de los colonos a los ejecutivos y trabajadores de la empresa contratista por la demora en el pago de las compensaciones.

Labores no se han detenido

Gabriel Prieto, director ejecutivo de la Unidad de Energía Renovable de la Enee y responsable de Patuca III, reconoció que el proyecto presenta un desfase en el cronograma de trabajo de unos seis meses; sin embargo, aseguró que las labores no se han detenido a pesar de la falta de fondos. Citó como ejemplo que recientemente se logró con mucho éxito desviar el cauce del río por los túneles de derivación y tales obras han cumplido con la prueba de desempeño sin ningún inconveniente.

Explicó que la primera fase de la represa se concluyó en julio del presente año y se ha continuado en los preparativos de la segunda etapa que consiste en la edificación de la cortina, la sala de máquinas y la instalación de los generadores.

“No es cierto que el proyecto se encuentre paralizado, las obras han avanzado, obviamente, a un paso más lento, pero los preparativos para la segunda fase siguen”.

Reconoció que los atrasos se debieron básicamente a los complejos trámites administrativos que implicó la negociación del préstamo que otorgará el Commerce Bank of China (ICBC) de China Popular, país con el cual Honduras no tiene relaciones diplomáticas.

Prieto no fue claro de dónde saldrán los fondos para cancelar lo que se les adeuda a los colonos, puesto que el préstamo de ICBC estará destinado exclusivamente para concluir con los trabajos de la segunda etapa.

Se estima que durante la segunda fase del proyecto participarán unos 150 técnicos chinos y entre 400 y 500 obreros locales.

La Prensa