Ejército hondureño ha destruido unas 100 "narcopistas" en 2013

Marlon Pascua, ministro de Defensa, dijo que todavía hay que forzarse en la lucha contra el narcotráfico que es un enemigo sumamente poderoso.

La destrucción de pistas clandestinas forma parte de la llamada Operación 'Armadillo' que emprende el Ejército hondureño.
La destrucción de pistas clandestinas forma parte de la llamada Operación 'Armadillo' que emprende el Ejército hondureño.

Tegucigalpa, Honduras.

El Ejército de Honduras ha destruido al menos un centenar de pistas de aterrizaje clandestinas en lo que va de este año, que eran utilizadas por narcotraficantes para llevar cocaína y otras drogas a México y Estados Unidos, informó hoy una fuente oficial.

El ministro hondureño de Defensa, Marlon Pascua, dijo a los periodistas que la Fuerza Armada "ha dado fuertes golpes al narcotráfico" y al menos "cien narcopistas han sido inhabilitadas" en varias regiones del país centroamericano, que no precisó.

"Prácticamente todo el territorio nacional era una área libre para acciones del narcotráfico, aterrizaban avionetas en todo el país, hasta en las principales ciudades del país aterrizaban avionetas, transportando narcóticos", subrayó el funcionario.

Por Honduras transita cerca del 80 % de la droga que llega a México desde Suramérica con destino a Estados unidos, según las autoridades estadounidenses.

Pascua indicó que Honduras ha dado "muchos golpes" al narcotráfico, pero "todavía falta por hacer, todavía hay que forzarse en la lucha contra ese enemigo sumamente poderoso".

Destacó, además, que el Ejército hondureño ha logrado "reducir considerablemente" el aterrizaje de avionetas con drogas, lo que, dijo, es "una lucha permanente".

La destrucción de pistas clandestinas forma parte de la llamada Operación "Armadillo" que emprende el Ejército hondureño para combatir a los narcotraficantes que operan en el país centroamericano.

Las autoridades hondureñas confiscaron en 2012 más de 5.000 kilos de cocaína y cerca de 20.000 kilos de pasta de pseudoefedrina para la fabricación de éxtasis, según cifras oficiales.

Lea más noticias de Honduras

La Prensa