Juan Orlando Hernández celebra con amigos y familiares

El virtual presidente de Honduras tiene contemplado visitar los 18 departamentos en los próximos días.

San Pedro Sula, Honduras

Acompañado de su familia, el virtual presidente de la República, el nacionalista Juan Orlando Hernández, comenzó su día con un desayuno en su residencia, horas privadas en las que pudo departir con su madre que llegó desde Lempira, hermanos e hijos que llegaron desde el extranjero.

Fuentes cercanas a Hernández comentaron a LA PRENSA que después de desayunar en familia estuvo reunido con su grupo de asesores y posteriormente se dirigió a un hotel capitalino adonde ofreció una conferencia de prensa.

“Ha sido una fiesta y estoy complacido, al igual que lo está mi partido. Ha sido un proceso muy transparente. Iré departamento por departamento a buscarlos a todos para que hagamos planes de lo que haremos”, manifestó Hernández evidentemente emocionado en la única conferencia que dio ayer.

Agregó que ya estaba trabajando en la conformación de la comisión de transición y se mostró muy satisfecho.

Además, anunció que el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, lo llamó para felicitarlo y referirse al trabajo que harán juntos como países vecinos.

Prepara su equipo

Después de la conferencia de prensa, Hernández compartió un almuerzo con amigos muy cercanos. En la tarde descansó en su residencia con su familia y no se anunció de alguna reunión política que el nuevo Presidente tuviera en el resto del día.

Ya Hernández está trabajando con sus asesores, como el expresidente Callejas y el virtual designado a la presidencia, Ricardo álvarez, sobre los planes. Fuentes muy cercanas al escogido por los hondureños para gobernar en los próximos cuatro años mencionaron que el resto de la semana Hernándes se reunirá con varios sectores para acordar los pasos a seguir.

El resto del día, el candidato lo ocupó en descansar y recibir algunas amistades en su casa. Todavía no tiene contemplado salir de la capital mientras se continúe el escrutinio de actas en el Tribunal Supremo Electoral.

La Prensa