Juan Orlando Hernández: “No los defraudaré”

Juan Orlando celebró anoche el triunfo junto a su familia, líderes y seguidores del Partido Nacional.

Juan Orlando Hernández, del Partido Nacional, al momento de depositar las papeletas en la urna.

Gracias, Lempira

“Todos sabemos que una parte del electorado no votó por mí, pero yo me comprometo a servirle a todos los hondure­ños. No hay nada más que celebrar, lo que queda es trabajo para sacar adelante a Honduras”.

Ver especial multimedia: Elecciones en Honduras 2013

Tras permanecer con su familia en su residencia en Tegucigalpa donde recibió los últimos datos del Tribunal Supremo Electoral que le daba una ventaja de votos hasta anoche de un 6% sobre Xiomara Zelaya del Partido Libre, el candidato del Partido Nacional, Juan Orlando Hernández, se declaró el presidente electo.

Entre una gran ovación de seguidores de su partido y acompañado por los máximos líderes de esa institución, expresó que el resultado de la elección arroja la voz del pueblo.

“El pueblo hondureño habló, se manifestó. El pueblo hondureño votó por el fortalecimiento del sistema democrático de Honduras, votó por la paz, votó por la reconciliación”.

Hernández dijo que no defraudará a los hondureños que están cansados de la inseguridad y el desempleo y que su gobierno dará resultados tangibles a coto plazo.

“No hay nada más que celebrar, lo que queda es trabajo para sacar adelante a Honduras. Más de 3.7 millones de hondureños apenas viven con 20 lempiras diarios y eso no puede seguir. El pueblo hondureño está impaciente para que le demos resultados tangibles, voy a hacer lo que tenga que hacer para recuperar la paz del pueblo hondureño.

Por algo me van a medir ustedes, es por resultados; claro está que de la mano de Dios, de la ley, con el apoyo del pueblo hondureño vamos a recuperar la paz a la que tenemos derecho”, reiteró.

En su discurso hizo alusión a sus propuestas de campaña como el programa de empleo Con chamba vivís mejor, a través del cual señaló se van a generar miles de empleos en todos los sectores productivos del país. También dijo que en su gobierno Honduras volverá a ser el granero de Centroamérica.

Le recordó a la comunidad internacional que en el Congreso Nacional actual que ha liderado se aprobaron las leyes para el despegue económico de Honduras. “Queremos que vengan a invertir junto con los empresarios nacionales, solo con inversión generamos empleo masivo. Con el apoyo de los inversionistas locales e internacionales, Honduras va a salir adelante, vamos a combatir la pobreza”.

Hernández pidió a los hondureños mirar el futuro con optimismo y esperanza. “Hermanos y hermanas hondureños, hoy le damos vuelta a una página. Borrón y cuenta nueva, finaliza una campaña dura, hoy con humildad y abrazo fraterno perdono a quienes me atacaron. Yo voy a gobernar para todos los hondureños, incluso para los que no me dieron el voto. Se van a sentir orgullosos del Gobierno, no voy a perder un segundo, no voy a perder tiempo, Honduras no espera, necesita resultados”, enfatizó.

También dijo que otra fortaleza de su administración será el programa de Vida mejor, el cual ya empezará a funcionar antes de que tome posesión porque dice que urge cambiarles las condiciones de vida a los hondureños que viven en extrema pobreza.

“Desde hoy se va a poner a andar el programa de Vida mejor porque no se puede seguir tolerando que más de tres millones de hondureños vivan en la pobreza”. El virtual Presidente citó la frase del papa Francisco: “Nunca he visto un camión de mudanza detrás de un cortejo fúnebre”, al señalar que ampliará también el Bono 10 Mil a 800 familias pobres que requieren de esos recursos.

Adelantó que en seguridad continuará la depuración de la Policía Nacional para hacerla una institución confiable y fuerte y que la seguridad militar también continuará. “Vamos con todo con la Policía Militar para recuperar la paz y tranquilidad del país”.

Hernández dijo que les pediría a los otros siete candidatos presidenciales su acompañamiento o consejos para implementarlas en su gobierno “juntos vamos a sacar adelante esta tierra”.

Al finalizar el discurso, el virtual mandatario exclamó la “Oración de la serenidad”, por medio de la cual pidió sabiduría y se sujetó a la voluntad de Dios para gobernar la nación los próximos cuatro año. “Declaro prosperidad y la paz para mi país, esta es nuestra nación, la más bella del mundo que se llama Honduras. Me llamo Juan Orlando Hernández, vengo de la tierra del indómito Cacique Lempira y de la mano de Dios, con el apoyo de todos ustedes y el voto mayoritario del pueblo hondureño voy a ser el próximo presidente de Honduras”, finalizó considerablemente emocionado recordando la consigna que repetía en cada una de sus concentraciones de su campaña política.

La Prensa