Estudiantes hondureños, futuros microempresarios del café

Los jóvenes alumnos del Itee invirtieron L50 mil en materiales. Ellos construyen todas las máquinas que necesitan.

Henry Altamirano, Ricardo Weld, Georsua Robles, Benjamín López, Samuel Madrid y Edwin Reyes son parte del equipo que montó el negocio.
Henry Altamirano, Ricardo Weld, Georsua Robles, Benjamín López, Samuel Madrid y Edwin Reyes son parte del equipo que montó el negocio.

San Pedro Sula, Honduras.

El Instituto Técnico de Electricidad y Electrónica (Itee) realizó su feria anual de microempresas con el objetivo de poner en práctica los conocimientos teóricos que se les imparten a los estudiantes, enfocados en el área administrativa, de mercadeo y tecnologías.

Unas 18 microempresas se formaron entre los alumnos que elaboran productos de consumo diario para los ciudadanos.

Entre los proyectos predominantes figuran aquellos que consisten en la elaboración de productos con cuero, panificadoras, congelados, snacks, repostería, frituras y productos de limpieza.

Quienes destacaron por su visión y emprendedurismo fueron los estudiantes de tercero de electrónica sección A. Comenzaron un proyecto de venta de café molido al que nombraron Café del Valle.
Los muchachos invirtieron L50 mil para comprar los insumos y materiales necesarios que requieren para construir la maquinaria que muele el grano y así comenzar la producción desde cero.

sc itee2 291014(600x300)
Este estudiante muestra parte del proceso que realizan para producir las bolsas de café molido que venden.

“Compramos el grano en estado pergamino seco, porque así podemos garantizar la calidad del producto. Después de quitar la casulla dejamos el grano en estado oro y luego a la tostadora y en 20 minutos tenemos el café listo en su etapa color chocolate”, explico Ricardo Weld, estudiante del Itee.

Este proyecto no será únicamente para aprobar una clase, ya que los estudiantes han realizado un estudio de mercado para propagar la venta del producto. El informe de los muchachos detalla que cada bolsa de café producida les cuesta 22 lempiras. Para compensar otros costos como pago a empleados, distribución, alquiler de local, luz, agua y compra de insumos deben vender a 60 lempiras la unidad.

Benjamín López, alumno del Itee, dijo que ellos necesitan vender 100 bolsas de café diarias para recuperar la inversión. Luego, todo será ganancia para la empresa.

Según su plan empresarial, los sueldos estarán entre los L7 mil y L12 mil, a excepción de los vendedores que tendrían un sueldo base de L3,000 más comisión.

La Prensa