Honduras: Adultos mayores piden respeto en el transporte

A diario las personas de la tercera edad son maltratados en las unidades de mayoría de las rutas de buses.

Según la Policía de Tránsito, no aplicar el descuento a los adultos mayores es sancionado por la ley.
Según la Policía de Tránsito, no aplicar el descuento a los adultos mayores es sancionado por la ley.

San Pedro Sula, Honduras

Las personas de la tercera edad denuncian a diario los irrespetos que sufren en las unidades de transporte público.

Una de las principales denuncias es por no aplicar el descuento en los pasajes y en algunos casos los adultos mayores son maltratados de forma verbal por ayudantes y conductores.

El ciudadano Jaime Molina dijo que ha sido víctima muchas veces de los ayudantes que se molestan por no recibir los ocho lempiras de pasaje en el transporte urbano.

“Cuando les doy los cinco lempiras me gritan y no me bajan donde les digo, sino dos cuadras adelante. Otros buses cuando miran que los pasajeros somos personas de la tercera edad prefieren no subirnos y nos dejan botados”, expresó Molina.

Muchas veces por su propia seguridad las personas de la tercera edad prefieren abordar los buses grandes ya que en los rapiditos es donde más sufren los atropellos porque esas unidades circulan de forma acelerada y la mayoría de veces los conductores no tienen la paciencia necesaria para esperar que un longevo suba o baje de sus vehículos.

Clementina López, presidenta de la asociación la Casa del Abuelo, dijo que como asociación han tenido una lucha incansable para pelear por sus derechos.

“A nuestras edades ya dimos toda nuestra fortaleza pero las personas jóvenes no ven eso, sin embargo, de forma organizada queremos hacernos sentir porque no es justo que nos miren como algo separado de la sociedad”, expresó López.

En la Casa del Abuelo hay registrados más de 11,000 personas de la tercera edad, quienes hacen sus propios esfuerzos por ganarse el respeto del resto de la ciudadanía sampedrana.

“Las personas de la tercera edad no pedimos, sino que exigimos nuestros derechos, porque muchas veces los abuelos llegan a nuestras oficinas casi llorando por los atropellos que sufren”, manifestó López.

Adonay Rivera Licona, jefe regional de la Policía de Tránsito, dijo que en las capacitaciones que dan a los conductores y ayudantes les hacen ver que el no aplicar los descuentos a las personas de la tercera edad es una falta que es sancionada por la ley.

Las autoridades de Transporte han realizado operativos dentro de los buses para verificar si se aplican los descuentos a los ancianos y son los mismos pasajeros quienes denuncian las irregularidades en el cobro de pasajes.