Jóvenes dan el ejemplo y crean sus propias empresas en San Pedro Sula

La Fundación Nacional para el Desarrollo y la Asociación de Jóvenes Industriales empujan el emprendimiento en San Pedro Sula.

Jennifer Blanco, Carlos Padilla, Julio Castillo, Gersson Sorto y David Flores compartieron en la sala de reacción de LA PRENSA sus experiencias emprendiendo.
Jennifer Blanco, Carlos Padilla, Julio Castillo, Gersson Sorto y David Flores compartieron en la sala de reacción de LA PRENSA sus experiencias emprendiendo.

Son jóvenes decididos, quienes desde niños traen la visión de ser empleadores en vez de empleados. Esa determinación los ha llevado a crear sus propios negocios o fuentes de ingresos.

La Fundación Nacional para el Desarrollo de Honduras (Funadeh) adoptó un modelo de emprendedurismo para apoyar a los jóvenes, capacitarlos y orientarlos. Así se formó en San Pedro Sula el club de emprendedores Honduras Joven.

Actualmente, 45 muchachos son guiados por expertos y empresarios exitosos, que iniciaron sus negocios con mucho sacrificio.

Cuatro de ellos compartieron con LA PRENSA su experiencia como emprendedores.

Carlos Padilla dice que desde pequeño sintió que tenía habilidad para hacer negocios cuando ayudaba a su mamá a vender productos de belleza.

Se acercó al sector de la microempresa y asistió el año pasado a un encuentro de jóvenes emprendedores de Iberoamérica; allí conoció personas que lo asesoraron.

Padilla hizo un diagnóstico de las microempresas e identificó que muchos no tienen ni un correo electrónico; por eso ahora está creando el portal web Pyme SOS para micro y medianas empresas, donde se promoverá lo que hacen y será como un punto para el contacto y encuentro de clientes.

David Flores es un apasionado de la tecnología. Inició reparando computadoras, pero una vez compró un teléfono BlackBerry con la pantalla quebrada que reparó con la ayuda de un amigo, viendo un video tutorial en YouTube.

Así le surgió la idea de poner un negocio de reparación de teléfonos. Ahora también los vende por encargo en su negocio Master Technology, donde ha logrado emplear a varios miembros de su familia. Gersson Sorto trabajó 10 años en una compañía internacional en la que llegó a ser jefe de planeación logística, pero como desde adolescente tenía la inquietud de crear una empresa, finalmente lo logró luchando en un mercado competitivo.

Actualmente da consultorías en mercadeo digital con su empresa Mercadeo con Impacto. Además provee licencias y dominios en la web en un mercado que trasciende las fronteras del mercado nacional.

Julio César Castillo es otro joven con mucho entusiasmo, quien lee mucho y se inspira en grandes autores.

Ahora forma parte de Network Marketing, con lo que ha hecho su propios ingresos y está conectado con otros líderes a escala internacional.

Claves para emprender

Jennifer Blanco es la coordinadora de la Unidad Técnica de Inserción Laboral de Funadeh y del Club de Emprendedores.

Dijo que buscan generar una cultura de emprendimiento.

“Todos los jóvenes que quieran emprender, tengan ideas de negocios y no sepan adónde acudir pueden asistir a Funadeh. Los capacitamos sobre cómo desarrollar su idea de negocio y abrir su empresa y la orientación y el apoyo para legalizarlas. En algunos casos se les da capital semilla”, explicó Blanco.

Explicó que la Cooperación Española auspicia el programa de emprendedores, pero los fondos no son suficientes para apoyar; por eso abogan para que el sector financiero ofrezca un programa para emprendedores.

“Estamos buscando instituciones que nos puedan ayudar con fondos de garantías y que haya un producto en la banca que ampare el financiamiento de los emprendedores”.

La Asociación de Jóvenes Industriales (Jovin) es otra organización que apoya a los jóvenes emprendedores.

Su presidente Guillermo Orellana dice que los jóvenes se enfrentan a muchos retos para emprender y desconocen adónde acudir para recibir apoyo. Señala que hay dos claves para hacerlo: tener determinación y saber adónde se quiere llegar.

Advierte que el camino no es fácil. “El proceso de emprender es tedioso y en él nos vamos a tropezar.

Nadie que ha emprendido obtuvo el éxito de entrada; siempre hay un tiempo de espera. Creo que si uno se programa, puede saber en qué etapa va a obtener el desarrollo”, indicó Orellana.

Jovin organiza eventos que congregan a los jóvenes para que reciban charlas de expertos, compartan experiencias y encuentren entre ellos socios para poner negocios.

La Prensa