Alcaldía de San Pedro Sula demanda a exjefa Ada Muñoz

La cuantía que piden a la exfuncionaria es de 223,860 lempiras por preaviso, daños y perjuicios por el abandono de trabajo.

La exjefa de Control de Ingresos, Ada Muñoz, está prófuga de la justicia. Sus familiares han dicho que se presentará voluntariamente.
La exjefa de Control de Ingresos, Ada Muñoz, está prófuga de la justicia. Sus familiares han dicho que se presentará voluntariamente.

San Pedro Sula, Honduras

La Municipalidad sampedrana demandó a la exjefa de Control de Ingresos, Ada Muñoz, por abandono de trabajo sin justa causa, no haber pagado el preaviso correspondiente y daños y perjuicios a la Municipalidad.

La demanda fue interpuesta en el Juzgado de Trabajo. En el documento se establecen 223,860 lempiras como cuantía. El 50% de esta cantidad corresponde al preaviso que debió pagar Muñoz y el otro 50% a daños y perjuicios.

El Ministerio Público inició una investigación en la alcaldía sampedrana, específicamente en el departamento de Control de Ingresos, donde Muñoz se desempeñaba como jefa. Una vez concluida la indagación, el Ministerio Público, el 30 de enero de 2014, presentó requerimiento fiscal contra la exfuncionaria por suponerla responsable de los delitos de malversación de caudales públicos, abuso de autoridad y defraudación fiscal.

En virtud de ese requerimiento fiscal, el órgano jurisdiccional libró una orden de captura, la cual aún no ha sido ejecutada, por lo que la exfuncionaria sigue prófuga.

Los apoderados legales de la alcaldía piden que Muñoz sea condenada a pagar a la Municipalidad el importe de preaviso, los daños y prejuicios que haya ocasionado, más las costas procesales y personales por haber abandonado sus labores sin causa justa.

El nuevo proceso establece que entre la trabajadora Ada Muñoz y la alcaldía existió relación de trabajo que se dio por terminada unilateralmente por Muñoz cuando el 11 de febrero de 2014 se presentó a la alcaldía un inspector de trabajo con el abogado Allan Reyes con el propósito de entregar notificación de despido indirecto de la exempleada, invocando como causal no haberle hecho efectivo el pago de su salario correspondiente a enero.

Los representantes legales de la Municipalidad aseguran que la demanda de la legislación vigente en el artículo 115 del Código del Trabajo establece que la terminación del contrato surte efecto desde que el trabajador la comunique al patrono. Sin embargo, este goza del derecho de emplazarlo ante los Tribunales del Trabajo antes de que transcurra el término de prescripción con el objeto de probar que abandonó sus labores sin justa causa.

La demanda apunta que desde el 30 de enero de 2014 hasta la fecha Ada Muñoz no se ha presentado a sus labores en la alcaldía sin permiso del patrono y sin causa justificada.

En el documento revelan que el 5 de febrero se recibió oficio mediante el cual las servidoras Ana María Ríos y Delmis Sorto, presidenta y secretaria de actas del sindicato, solicitaron al alcalde Armando Calidonio que otorgara a favor de Muñoz, quien fungía como tesorera municipal del sindicato, licencia o permiso no remunerado por el término de un mes a partir del 4 de febrero.

La solicitud fue fundamentada en que Muñoz está pasando por una difícil situación y necesita tiempo para atenderla. La solicitud fue denegada por la Corporación porque no se encontraba enmarcada en ley.

La Municipalidad hace constar que en ningún momento dejó de pagar el salario a Muñoz, ya que el retraso de salarios ha sido general.

La Prensa