Mujeres: más de medio siglo de lucha por la igualdad social

El 25 de enero de 1955 se reconoció el derecho femenino al voto en Honduras

Norma Rivera se gana la vida haciendo y vendiendo tortillas en el mercado Guamilito.

Una encuesta con 379,023 mujeres de San Pedro Sula y municipios aledaños mostró que solamente el 5% de ellas se graduó en la universidad. A pesar de ser una cifra pequeña es un avance en comparación con la situación de hace 20 años.

Hoy 25 de enero se conmemora el reconocimiento del derecho femenino al voto gracias a la lucha de hondureñas visionarias que lo lograron en 1955.

En 59 años, las mujeres han pasado del campo doméstico al público y político, ampliando las posibilidades de estudio, trabajo y superación.

La primera vez que la mujer hondureña participó en elecciones nacionales fue en el período de 1957 a 1963, cuando resultó electo Ramón Villeda Morales.

Lamentablemente, a pesar de que la Ley Electoral y de las Organizaciones Políticas establece que en las elecciones primarias y generales de 2013-2014 las mujeres tendrán el 40% de cuota de poder, apenas lograron 35 curules en el actual Congreso Nacional, o sea un 27%.

De acuerdo con el Centro de Derechos de Mujeres (CDM), las féminas luchan para seguir incorporándose al mundo laboral. En un informe describen que demandan más apoyo, ya que reciben salarios inferiores.

Otro dato que aporta el CDM es que a ellas les cuesta hallar trabajo y pasan situaciones difíciles, más cuando tienen la carga de mantener a sus hijos.

Ibope Media, una empresa de investigación, presentó en agosto del año pasado estadísticas sobre el perfil de la mujer hondureña, donde señala que, de un universo de 379,023 féminas de 18 a 65 años, el 59% tienen un trabajo no remunerado o independiente, 16% trabaja en ventas, 8% son estudiantes, 5% trabaja en áreas administrativas y 4% en montaje y operación de máquinas.

El sexo femenino sigue exigiendo respeto y oportunidades en Honduras. En los últimos dos años, la principal demanda es detener la violencia continua contra las mujeres, que siguen siendo un grupo vulnerable en la sociedad.

LA PRENSA recogió los testimonios de cuatro damas que luchan cada día para lograr sus objetivos en el campo laboral, la vida profesional y económica y en el hogar.

La Prensa