Más noticias

En Tela pujan por ley para proteger arrecifes coralinos

Autoridades y fuerzas vivas ven otra oportunidad para catapultar el turismo y proteger este ecosistema marino que muchos todavía desconocen.

Los buzos teleños pudieron dimensionar el enorme banco arrecifal que hay frente a la ciudad costera y que muchos no sabían que existía.
Los buzos teleños pudieron dimensionar el enorme banco arrecifal que hay frente a la ciudad costera y que muchos no sabían que existía.

Tela, Honduras.

La belleza turística de Tela no solo está en sus playas. Bajo sus cálidas aguas también hay un mundo marino por descubrir y proteger.

Esta es la idea que acogieron autoridades y diversos sectores de la sociedad de este municipio de Atlántida.

En una sesión de Corporación y ante todos los sectores organizados de la ciudad, con la excepción de la Dirección General de Pesca y Acuicultura (Digepesca) y los pescadores artesanales, se consensuó buscar los espacios necesarios para la creación de una zona de protección frente a las costas de Tela.

Mario Fuentes, alcalde de Tela, presentó la iniciativa señalando que es muy importante buscar la creación de una ley de protección de los arrecifes coralinos descubiertos en el fondo del mar frente a las costas de las playas del municipio.

“Esto traerá múltiples beneficios, sobre todo en materia turística que debemos aprovechar y nos permitirá competir estratégicamente en materia turística”.

Para Ian Grensdale -de Arrecifes Saludable, una institución que vela por la preservación de estos ecosistemas-, la propuesta es muy positiva.

“Estamos muy contentos con la propuesta en este cabildo abierto que se hará al Congreso Nacional para emitir una ley de zona de protección de los arrecifes en las costas de Tela. Esto nos permitirá trabajar más libremente y poder lograr fondos internacionales para la protección, cuidado, mejoramiento y mantenimiento de los arrecifes coralinos que les pertenecen a los teleños”, dijo.

Grensdale recomendó involucrar a los pescadores artesanales en esta iniciativa. “Con ello se condicionará a los pescadores artesanales a hacer su labor de pesca responsablemente y dentro de un marco legal, lo que hasta ahora difícilmente es regulado de forma adecuada”. Aunque Digepesca, con los pocos recursos que cuenta en esta ciudad, regula de alguna manera la pesca ilegal, sobre todo en las temporadas de veda.

“Al contar con una ley de protección no se permitirá más la pesca industrial, por lo que las embarcaciones de pesca no tendrán más acceso a la zona que sea declarada protegida”.

No había interés

Melvin Bustamante, representante de la Fundación Protección de Lancetilla, Punta Sal y Texiguat (Prolansate), aclaró que los arrecifes coralinos siempre han estado ahí, pero nadie les había puesto interés alguno.

“La gente les decía bancos de pesca, pero sabemos que son bancos arrecifales, los que deben cuidarse apropiadamente”.

Agregó que de momento la Prolansate no actúa de manera directa, porque corresponde al Instituto Nacional de Conservación y Desarrollo Forestal, Áreas Protegidas y Vida Silvestre (ICF).

“Es una buena oportunidad para poder conservarlos y todos debemos ser parte de este proceso, más aun el sector turismo, educación, y todos los sectores debidamente organizados de la sociedad teleña”, puntualizó Bustamante.

De aprobarse una ley de protección arrecifal, el mayor beneficio sería para el sector turístico. Ferdinand Fiorentino, buzo profesional, afirmó que ley que proteja estos ecosistemas es una gran oportunidad para la industria turística de Tela.

“Es una gran joya la que los teleños tenemos al frente nuestro, ahí en el fondo del mar. Se abrirían escuelas de buceo y con ello el turismo marino con los paseos arrecifales en los diferentes bancos coralinos”, puntualizó el líder empresarial.