Más noticias

Pérdidas millonarias deja el desbordamiento del río Aguán

Varias comunidades de Santa Rosa de Aguán continúan aisladas

Trujillo. Daños en cultivos de granos básicos, destrucción de puentes y carreteras, comunidades aisladas y miles de damnificados dejó el desbordamiento del río Aguán en el departamento de Colón.

El municipio de Santa Rosa de Aguán continúa incomunicado debido a las crecidas del poderoso afluente y otros que lo alimentan y que se salieron de sus cauce tras el paso por el país del segundo frente frío de la temporada.

Sus aguas mantienen anegados caminos y carreteras que comunican a más de una docena de comunidades de este sector.

“La gente se está movilizando en lanchas para entrar y salir del municipio. El río ha crecido bastante. Hace años no ocurría una situación de esta naturaleza”, explicó por teléfono a LA PRENSA Pablo Castro, alcalde de Santa Rosa de Aguán.

Daños a cultivos

Más de siete mil hectáreas de arroz están por perderse si los niveles del río siguen incrementándose.

“Tenemos pérdidas que superan los 200 millones de lempiras, con una producción de 70 mil quintales por hectárea”, estimó Jorge Lobo, productor de esta zona.

Rommel Barralaga, comisionado regional de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), informó que esta oficina ha sido abastecida de alimentos, equipos de higiene, colchonetas y frazadas.

“Con esto se van a atender la necesidades de la población afectada por las lluvias. Ya se están enviando las primeras provisiones a Santa Rosa de Aguán”, aseguró.

En Bonito Oriental, un puente resultó dañado, por lo que los vehículos tienen que dirigirse por otro sector para continuar su trayecto. Lo mismo sucede en la margen izquierda de Trujillo, donde el puente sobre el río Coco ha sido dañado.

Suspenden alerta roja

Copeco determinó suspender la alerta roja y reducirla a amarilla para Atlántida y Colón debido a que el frente frío o sus remanentes dejarán lluvias de leves a moderadas en el litoral.

Se declaró alerta verde para Cortés, Yoro e Islas de la Bahía. Aunque las condiciones climatológicas generadas por el frente frío número dos han mejorado, en el litoral caribe continuarán las precipitaciones leves.