San Pedro Sula, Honduras.

El analista económico y experto en temas de contrabando, Henri Hebrard, estará esta semana en la conferencia regional del Alac (Alianza Latinoamericana Anticontrabando) que se desarrollará en San Pedro Sula el 18 y 19 de mayo.

El contrabando será el tema toral. Previo a su viaje concedió una entrevista a Diario LA PRENSA en la que se abordó el contrabando de alcohol, ropa, aparatos electrónicos y medicinas, y lo que dejan de percibir los Estados por este ilícito para la ejecución de proyectos en salud y educación.

¿Cómo afecta el contrabando a los países?

Es un flagelo que afecta en diferentes formas y en diversos sectores, en cada país es una situación que tiene su propio universo. Sí hay aspectos que son muy transversales en el comercio ilícito, especialmente en el caso del alcohol, en unos países más en otros menos, eso lo tenemos a través de toda Latinoamérica que es una de las regiones a nivel mundial en donde el ilícito es muy fuerte. Para 2018 la pérdida fiscal por este ilícito, solamente del alcohol alcanzaba cerca de 1,700 millones de dólares al año en Latinoamérica, podemos decir que uno de cada seis tragos en Latinoamérica es ilícito.

¿Cuál es la afectación del contrabando de bebidas alcohólicas en la región?

Además de afectar la capacidad de Estados porque al reducir los ingresos fiscales no hay dinero disponible para salud, seguridad y educación, hay una corrupción en todos los países, donde hay comercio ilícito también hay otras formas de financiar diversas actividades ilícitas. Eso también es un tema de salud pública porque afecta a la salud, cuando muere gente por consumir alcohol adulterado, afecta a los más vulnerables de la sociedad, la gente con menos ingresos, con menos acceso a la información, hablamos de los hogares más pobres y los jóvenes que están buscando hacer fiesta y no tienen los recursos económicos y están atraídos por los precios bajos de estos productos porque no pagan impuestos, son mezclados con sustancias que no son aptas para el consumo humano.

¿Qué debe contener una ley anticontrabando en Honduras?

Primero, hay que revisar y todos los países lo tienen que hacer, porque el covid ha cambiado ciertas cosas y acá estás empezando a ver nuevos canales que antes no existían en el ilícito utilizando las redes sociales, hoy en día venden y compran alcohol ilícito a través de WhatsApp, Facebook e Instagram y es posible que las legislaciones de algunos países se implementaron hace 15, 20 o 25 años, entonces no están al día en la forma de tipificar esos delitos y para esto las agencias estatales que tienen que ver con el tema del ilícito y de hacienda deben estar en la mesa común así como los organismos de seguridad.

¿Qué medidas deben tomar los países para contrarrestar el contrabando, por ejemplo de bebidas alcohólicas?

Hay tres aspectos importantes; uno, tiene que haber cooperación internacional, si hay contrabando quiere decir que de un país salió este producto para llegar a otro país. Hay que mejorar y empoderar más a los organismos de aduanas; y tres, siempre es bueno checar el andamiaje en positivo porque cuando más alto son los impuestos mayor es el incentivo o el atractivo para quien hace comercio ilícito.

¿Qué productos detectan que se hace contrabando en los países?

De manera general los productos que más se ven afectados son: perfumes, las medicinas, falsificación de medicinas es algo muy serio y peligroso, todo lo que tiene que ver con ropa, ropa de marca, productos electrónicos que incluye la telefonía celular y hasta en alimentos, hay una demanda y si hay precios que están muy altos o bien porque pueden ser productos fáciles de imitar y ahí se tiene un ilícito y también existe porque la sociedad lo ha permitido y tiene que haber voluntad política para luchar contra esto.

¿Qué necesita un país para crecer comercialmente y atraer inversión extranjera?

El tema de la transparencia y de la lucha contra la corrupción.