Darío Banegas: “este es el momento de abandonar la indiferencia”

Banegas dice que Honduras requiere la moderación democrática que representa el PL.

Banegas: “Mi propuesta es una revolución que nos genere esperanza y devuelva la confianza a los ciudadanos, en primer lugar, en ellos mismos, porque somos un pueblo al que nos han negado creer incluso en nosotros mismos”.
Banegas: “Mi propuesta es una revolución que nos genere esperanza y devuelva la confianza a los ciudadanos, en primer lugar, en ellos mismos, porque somos un pueblo al que nos han negado creer incluso en nosotros mismos”.

San Pedro Sula.

Darío Banegas, precandidato liberal a la Presidencia de la República, dice representar a la generación de “indignados por la ineficiencia de un sistema injusto y excluyente”, por lo que su movimiento La Esperanza de Honduras, asegura, busca que los ciudadanos recuperen la confianza de un país mejor.

¿Cuáles son sus principales prioridades de gobierno?

El combate de la corrupción, la generación de empleo, la seguridad ciudadana, reformar el sistema de salud y revolucionar la educación.

¿Por qué el pueblo hondureño debe votar por usted?

Porque represento a una generación de hondureños indignados por la corrupción y la ineficacia de un sistema injusto y excluyente, exportador de pobres, promotor de desigualdades e impunidad. Porque soy honrado y tengo las manos limpias, soy revolucionario y tengo una visión muy clara y moderna para liberar a Honduras. Porque no soy yo, somos nosotros, todos los hondureños puestos de acuerdo bajo un gobierno que genere confianza, que vamos a sanar esta nación.

Perfil
Ángel daríO banegas leiva
51 años
Ciudad
San Pedro Sula
Profesión
Caricaturista
Cargo
Diputado liberal por Cortés y precandidato a la Presidencia.
Nació en Santa Bárbara el 22 de octubre de 1969. Es diputado al Congreso Nacional por el departamento de Cortés desde hace tres períodos consecutivos, desempeñándose como secretario alterno del Congreso Nacional (2010-2014) y presidente de la comisión de educación (2014-2022). Inició durante su infancia y adolescencia como reportero y corresponsal de prensa y comentarista deportivo en espacios radiales de San Pedro Sula. Banegas ha sido durante 30 años el caricaturista editorial de Diario LA PRENSA y también presenta el programa dominical “Banegas”, de la Corporación Televicentro. Algunas de sus ilustraciones han sido retomadas en medios de Costa Rica, Panamá, México, Estados Unidos, Colombia, Brasil, Argentina, Cuba, Portugal, España, Francia, Reino Unido y otros países. Es autor de varios libros. Se describe como dibujante genial y elocuente orador.

¿Cómo define estas elecciones?

Las elecciones son una prueba de fuego para el sistema y una gran oportunidad para imponer el poder del acuerdo de un pueblo que ha pasado gritando contra la corrupción todos estos años, gimiendo de dolor por tanto atropello a sus derechos. Pueden ser una puerta abierta al futuro si la aprovechamos para votar por los buenos candidatos.

Con las dificultades que enfrenta el país a causa de la crisis y el covid, ¿qué le ha dejado esta campaña?

Muchas enseñanzas. En primer lugar, que los políticos de este tiempo, por lo menos los que compartimos estos valores, no podemos ser juzgados con la misma medida o la misma plomada con la que se midió a los políticos de antaño. El Partido Liberal que nos han heredado no es el partido de 1993, ni 1997, que era una auténtica maquinaria que funcionaba y que solo esperábamos preguntar ‘¿quién va a ser el candidato?’, ‘será fulano de tal... ah, ok, seguro presidente’. Hoy no es así. Hay que entender, somos los candidatos de un partido con deficiencias institucionales, con un deterioro en su organización marcado. Este partido nuestro no tiene sede en San Pedro Sula, en la ciudad símbolo del liberalismo.

¿Usted se considera de derecha, izquierda o centro?, ¿por qué?

Yo soy liberal, progresista, soy del pueblo al que no le interesa la vigencia de las ideologías, que han fracasado estrepitosamente. Yo rechazo las rotulaciones ideológicas que dividen y me concentro en la búsqueda de soluciones porque el castigo de la pobreza, el desempleo y la corrupción no pregunta si en el barrio se cree en el Che Guevara o en Donald Trump.

dariobanegas.3(800x600)
“Mi propuesta es una revolución que nos genere esperanza y devuelva la confianza a los ciudadanos, en primer lugar, en ellos mismos, porque somos un pueblo al que nos han negado creer incluso en nosotros mismos. Somos un pueblo con un enorme potencial que se ha dado por derrotado antes de comenzar las grandes batallas en contra de la corrupción, el desempleo, de la exclusión social y de la pobreza”.

¿En qué criterios se basó para seleccionar a sus designados, candidatos a alcaldes y diputados?

No los seleccioné yo, los nominaron las propias comunidades a las que representan. En medio de la pandemia animamos al pueblo liberal que nos acompaña a organizar el movimiento y levantar nuevos liderazgos. La mayoría de nuestros candidatos son menores de 35 años, por lo que vamos a renovar al partido y a las instituciones. Son gente honesta y comprometida con la revolución de la esperanza.

¿Qué le diría al joven indeciso o que no tiene planeado ejercer el sufragio para que lo elija a usted?

Este es el momento de los jóvenes, este es el momento de abandonar la indiferencia y dejar de apertrecharse en las redes sociales para salir a ejercer el poder del voto y derrotar a los que hacen negocios con el infierno. Les invito a unir sus manos con las nuestras porque somos un movimiento no tradicional que resolverá los problemas de Honduras con la fuerza de la juventud, a la que vamos a devolverles un mejor país que el que les robaron.

Propuestas
La Esperanza de Honduras está basado en un combate fiero e inquebrantable contra la corrupción, mediante la promoción de la honestidad como práctica en la administración pública. El precandidato asegura que de llegar a la Presidencia de Honduras combatirá la corrupción “preventivamente, estableciendo un gobierno de gente honesta, de manos limpias y de gente correcta en la administración de los recursos”. Su propuesta también incluye la generación de empleo, la seguridad ciudadana, reformar el sistema de salud y revolucionar la educación.

Ante la crisis, ¿cómo planea recuperar la economía hondureña?

Con una política económica centrada en la generación de empleo mediante un pacto fiscal que nos traiga justicia tributaria y mejore el clima para atraer la inversión y un Gobierno capaz de sacrificarse reduciendo el presupuesto público y erradicando la corrupción. Vamos a restituir el Estado de derecho para que haya reglas claras y respeto a la ley, reorientar las exoneraciones y bajar los impuestos.

¿En qué momento decidió dar el paso y proponer para Honduras una aspiración presidencial?

En 2008 me propusieron ser candidato a diputado. Yo estaba muy tranquilo en mi mesa de dibujo del Diario La Prensa, desde donde intento que el rectángulo que se me facilita cada día sea un espacio para arrojar luz a la sociedad y que podamos entender en clave de humor -como hacemos los caricaturistas- las cosas que pasan, por qué pasan y cómo podemos cambiarlas.

Fui invitado y lo analicé 40 días y 40 noches con mi conciencia, con la oración, escuchando el consejo de los sabios, con mi almohada, imaginándome distintos escenarios y el último día de plazo para inscribirme acepté participar en la vida política como candidato a diputado. He participado en tres períodos en el Congreso, he participado en seis elecciones, tres internas y tres generales, y dichosamente he logrado la aprobación de los ciudadanos para poderlos representar, cosa que obviamente agradezco en el fondo de mi alma y eternamente.

En la vida política entendí que el Congreso era un espacio importante para transmitir ideas, pero luego comprendí que había que aspirar a otros espacios de decisión para llevar adelante los sueños y las aspiraciones de esta generación nuestra, a la que pertenezco.

Geopolíticamente, ¿para dónde apuntará su gobierno?

El norte es el norte. El país debe tener relaciones con todos los países del mundo, pero más estrechas con el mundo moderno, el de la prosperidad, el que pueda comprarnos la producción, cooperar con nuestra modernización y respetar nuestra dignidad.

PREMIO DARIO BANEGAS(800x600)
El artista Darío Banegas muestra algunas caricaturas que ha hecho en el transcurso de sus años.

La Prensa