Más noticias

TSE pide a Nasralla y JOH nombrar representantes para escrutinio especial

Antes del conteo especial de 1,031 actas, Juan Orlando Hernández lleva 46,586 votos más que Salvador Nasralla.

El magistrado del TSE, David Matamoros, durante la conferencia de prensa este mediodía.
El magistrado del TSE, David Matamoros, durante la conferencia de prensa este mediodía.

Tegucigalpa, Honduras

El magistrado presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), David Matamoros, pidio a los partidos Nacional y Alianza de Oposición nombrar a sus representantes para iniciar el escrutinio especial, a partir de las 2:00 pm del viernes, de las últimas 1,031 actas faltantes de las elecciones del 26 de noviembre.

Matamoros señaló que los partidos deberán nombras a 60 representantes y cuatro supervisores para realizar el escrutinio de los documentos faltantes.

"Tenemos que arrancar hoy con el escrutinio especial porque el país está pendiente. La intención es arrancar a las 2:00 pm y finalizar a las 9:00 pm para decir quién ganó la elecciones entre Salvador Nasralla o Juan Orlando Hernández. Cada hora presnetaríamos los resultados del conteo de las actas para que se suban y no arrancaríamos con las actas de un departamento u otro, sino las que se vayan evacuando".

Recalcó que los dos partidos con opciones deben nombrar a los representantes y sus observadores y reiteró además el llamamiento a la comunidad internacional y a los periodistas para acompañar el escrutinio.

El presidente del TSE agregó, en referencia a las solicitucdes del partido Alianza de Oposición, que "les vamos a dar toda la información requerida, convocamos a sus técnicos a la 1:00 pm para que saquemos toda la base de datos que se ha trabajado y que ellos solicitan. El TSE no tiene ningún problema porque todo se ha trabajado con transparencia, pero no podemos esperar 10 o 12 horas más para realizar el conteo".

Mel los puede calmar

Sobre el ambiente violento en el país, destacó que "conozco a Manuel Zelaya Rosales y si él da la orden se acaban las manifestaciones violentas, no las protestas porque ese es un derecho de todos. Lo llamé y me dijo que quería hablar con los militares, pero casi resulta lesionado -en la noche del miércoles- y por poco le roban el sombrero. Por eso les pido cordura. Junto a las Fuerza Armadas he solicitado limitar el acceso a las cercanías del Infop y no queremos caravanas".

Matamoros destacó que ya se hicieron seis planteamientos previos a los partidos, uno de los cuales tiene que ver con las 25 mesas de Estados Unidos en donde según él, "la votación fue muy baja ya que solo unos 1,400 hondureños participaron en las siete ciudades habilitadas. La vez pasada la participación fue del siete por ciento y esta vez solo del 2.5 por ciento".

Sobre los conteos de actas para los niveles municipal y de diputados, Matamoros explicó que "el escaneo de actas ha estado detenido porque ayer tuvimos que sacar a nuestros empleados otra vez por las protestas y vamos a renovar ese proceso durante toda la tarde de hoy".

El 5.69 por ciento decisivo

Sin declarar a un ganador oficial de las elecciones generales de Honduras, celebradas el 26 de noviembre, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) anunció en la noche del jueves el final del escrutinio ordinario de 17,097 actas electorales.

El TSE anunció que el escrutinio especial de las 1,031 actas faltantes seguirá el viernes con presencia de los organismos internacionales que garantizan la transparencia del proceso y de los representantes de los partidos Alianza de Oposición y Nacional.

El último reporte del TSE señala que de las 18,103 Mesas Electorales Receptoras (MER) distribuidas en todo el país y 25 en Estados Unidos -18,128 en total-, queda pendiente por revisar y digitar los datos de 1,031 actas, equivalentes al 5,69%.

“Nos faltan 1,031 actas que tendremos que procesar mañana viernes. Hoy termina el escrutinio ordinario con los resultados que tenemos a esta hora. No vamos a dar ninguna declaratoria y esperaremos a que las 1,031 actas faltantes sean revisadas una a una mediante el escrutinio especial", dijo el magistrado presidente del TSE, David Matamoros.

Agregó que ese proceso especial seguirá el viernes "en horas de la tarde y estaremos convocando a los representantes de los partidos para tener las garantías que se realizará con transparencia e invitaremos a los miembros de la cooperación internacional”.

Al final del conteo ordinario -concluido a las 10:00 pm del jueves- el candidato del Partido Nacional y actual presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, mantenía una ventaja de 46,586 votos, con 1,332,833, sobre el candidato de la Alianza de Oposición, Salvador Nasralla, con 1,286,247 votos.

Hernández obtiene el 42.92% de los votos escrutadis frente al 41.42% de Nasralla.

Se esperaba que el conteo final se ofrecería en la tarde, pero el TSE tomó en cuenta los señalamientos de los observadores de la Unión Europea y de la Organización de Estados Americanos quienes solicitaron al ente electoral no realizar una declaratoria de ganador hasta que no se tuvieran escrutados todos los votos.

Escrutinio especial

Jorge Quiroga, jefe de la misión de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA), también había manifestado previamente su preocupación por las protestas a inmediaciones del Instituto de Formación Profesional (Infop) en Tegucigalpa en donde se efectúa el proceso, así como por las manifestaciones en otras zonas del país.

"Esperamos que la revisión de actas se haga en una forma pública. Es un proceso del pueblo hondureño para el pueblo hondureño", dijo el expresidente de Guatemala Álvaro Colom.

La misma posición mantuvo la jefe de la misión de la Unión Europea, Marisa Matías, quien además pidió a los hondureños mantener la calma mientras se finaliza el escrutinio y se declara un ganador tras la revisión de todos los votos.

Los llamamientos de los observadores se produjeron a pesar de las fuertes protestas de parte de los seguidores de Salvador Nasralla que terminaron en actos vandálicos en diferentes zonas del país.

Salvador Nasralla convocó a las calles a sus seguidores para "defender el triunfo" y luego de denunciar un "fraude" y agregar que desconocerá el resultado a pesar de haber firmado un acuerdo donde se comprometía ante la misión de observadores de la OEA a respetar el resultado final.