Más noticias

JOH, el candidato que promete continuar impulsando el crecimiento económico

Juan Orlando Hernández estudió una maestría en EUA gracias a una beca.

Juan Orlando Hernández se funde en un abrazo con su madre Elvira Alvarado.

San Pedro Sula, Honduras

“Soy Juan Orlando Hernández, vengo de las tierras del indómito cacique Lempira, de la mano de Dios y del pueblo hondureño, voy a ser el próximo presidente de Honduras”. Esta frase identificó al aspirante nacionalista en la campaña que lo llevó a la Presidencia de Honduras en 2013 y hoy vuelve a ser su carta de presentación al aspirar a un segundo mandato.

Interactivo: ¿Quién es Juan Orlando Hernández?

Es el más experimentado de los tres candidatos con posibilidades de ganar, y su propuesta es fortalecer lo comenzado en su Gobierno que resume en generación de empleo, innovación para crecer, acceso al crédito y la repotenciación de la plataforma logística, sin dejar por fuera el tema de la seguridad.

De ganar las elecciones haría historia porque sería el primer presidente en reelegirse, lo que ha generado el rechazo de la oposición.

Nació un 28 de octubre de 1968 en la aldea Río Grande, Gracias, Lempira. Su vida de campo la pregona en sus discursos, igual que los valores de disciplina, honestidad y lucha para salir adelante en la vida que le inculcaron sus padres Juan Hernández Villanueva (QDDG) y Elvira Alvarado, una sencilla pareja del campo. Estudió en el Liceo Militar del Norte de San Pedro Sula y se graduó como abogado en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, posteriormente gracias a una beca obtuvo una maestría en Administración Pública en Estados Unidos.

Su padre, a quien considera su héroe, forjó su carácter y lo impulsó a buscar la excelencia a través del esfuerzo y su incansable deseo de superación que lo caracteriza.

Esa personalidad y liderazgo lo llevó a ocupar cargos importantes desde su niñez, en su vida como universitario y como político. Fue presidente del Congreso Nacional (2012-2014) y en su gestión implementó la votación electrónica.

Como actual presidente de Honduras ha dado atención especial al campo de seguridad logrando reducir los homicidios de 90 muertes por cada 10,000 habitantes a 42, gracias a medidas impulsadas como parte de una política integral.

La depuración policial, la reforma y modernización en el sistema penitenciario y el desmantelamiento de estructuras criminales son algunas medidas bien vistas en Honduras, igual que sus programas Para una Vida Mejor, el Honduras 20/20, la histórica inversión en infraestructura, la recuperación de espacios y la promoción de una vida saludable con los Honduras Actívate.

Es el noveno presidente de Honduras desde el retorno de la democracia y ganó las elecciones de 2013 con más de un millón de votos. Se considera un hombre de familia. Contrajo matrimonio en 1990 con la abogada Ana Rosalinda García, su compañera incondicional, es padre de cuatro hijos que son su tesoro más preciado.

En cada una de sus participaciones deja claro que ha recorrido todos los caminos difíciles, pero con un objetivo y una visión muy clara: hacer de Honduras un país de oportunidades y dice que está listo para seguir gobernando.