Nueva York, Estados Unidos.

El narcotraficante hondureño Bayron Ruiz Ruiz fue condenado a cinco años de prisión al lograr un acuerdo de culpabilidad con la justicia de Estados Unidos, por lo que recobrará su libertad en 2026.

“El acusado fue sentenciado en los tres cargos a 60 meses de prisión. Las sentencias de cada cargo se ejecutarán al mismo tiempo y no se impondrá un término de libertad supervisada”, revela la sentencia dictada por el juez de la Corte Federal del Distrito Este de Nueva York, Leo Glasser.

Tras llegar a un acuerdo de culpabilidad y colaboración con la Fiscalía de Estados Unidos, Ruiz Ruiz también estuvo de acuerdo con el decomiso de 500,000 dólares (1.2 millones de lempiras), que obtuvo como ganancias durante la conspiración.

“El demandado entregará a los Estados Unidos el monto total de la sentencia de confiscación de dinero y todos los pagos se realizarán mediante un giro postal o cheque bancario certificado a nombre del Servicio de Alguaciles de Estados Unidos”, señala el documento federal.

La sentencia fue dictada el 10 de septiembre de este año, según certifican los documentos federales.

Desde enero de 2020, el hondureño Ruiz Ruiz declinó ir a juicio y comenzó un proceso de colaboración con los fiscales de Nueva York, que concluyeron con un castigo mínimo, en comparación con las cantidades de drogas que envió a Estados Unidos.

Esta negociación obliga a Bayron Ruiz Ruiz a colaborar como testigo con la Fiscalía de Estados Unidos en expedientes judiciales de otros hondureños y extranjeros implicados en el tráfico ilícito de drogas.

De acuerdo con las investigaciones de la DEA, Byron Ruiz conocido como el Negro, estuvo involucrado entre 2010 y 2017 en el aterrizaje de narcoavionetas en los departamentos de Olancho, Colón y Gracias a Dios.

Sus operaciones. Bayron Ruiz, originario del departamento de Olancho, fue capturado en Guatemala el 20 de marzo de 2018 y extraditado a Nueva York el 5 de marzo de 2019.

En mayo de 2019, Ruiz se había declarado no culpable de los cargos de conspirar para introducir drogas en territorio estadounidense, pero meses después decidió admitir la responsabilidad en los cargos.

El hondureño enfrentó cargos de conspiración internacional para la distribución de cocaína, conspirar para distribuir cocaína utilizando narcoavionetas y uso de ametralladoras y dispositivos destructivos para el tráfico de drogas.

En Honduras, Ruiz Ruiz enfrenta cargos por lavado de activos y tráfico de drogas. Recientemente un tribunal encontró culpables de lavado de activos a siete socios y familiares de Ruiz. Estos operaron en Gracias a Dios, Colón, Atlántida y Cortés, según el Ministerio Público.