29/05/2024
01:22 AM

Aumentan a 11 los muertos causados por Henriette en México

Unas 20 mil personas fueron evacuadas en el estado mexicano de Veracruz (este) por el desborde del río Pánuco a raíz de las intensas lluvias, mientras que Henriette se degradó a depresión tropical tras dejar al menos nueve muertos en el país y cesó el alerta por Felix, que causó estragos en Centroamérica.

Cuatro muertos, dos desaparecidos y 17 mil damnificados dejó Henriette en su paso por el estado de Sonora, noroeste de México, que se suman a otros siete fallecidos en otros puntos del país afectados por el meteoro durante la última semana, según datos oficiales.

Las últimas muertes reportadas en Sonora, donde Henriette tocó tierra el miércoles, fueron las de un bebé de dos años y su padre, quien encendió un equipo generador de luz en el interior de su casa, que provocó concentraciones letales de monóxido de carbono, informaron autoridades estatales.

Otro individuo falleció el miércoles al recibir el impacto de un techo de lámina que se desprendió con los vientos de Henriette, que entró en Guaymas, Sonora en categoría uno, de un máximo de cinco. Un hombre más murió ese mismo día a consecuencia de un paro cardiaco causado por la impresión que le generó la presencia del ciclón.

En tanto, otras dos personas permanecen desaparecidas, añadieron las autoridades estatales Henriette había dejado el pasado fin de semana siete muertos, víctimas de aludes de rocas y tierra, en Guerrero (sur) y Chiapas (sureste), cuando se desplazaba por el Pacífico en paralelo a la costa.

La secretaría de Gobernación (Interior) declaró en emergencia a 67 municipios de Sonora tras el paso del ciclón, y con ello liberó los fondos destinados para socorrer a los damnificados, que suman hasta este viernes 17.000.

Primera actualización a las 11.28 am de hoy viernes (17.28 GMT)
Unos 20 mil evacuados por desborde de río en el este de México

20 mil personas fueron evacuadas en el estado mexicano de Veracruz (este) por el desborde del río Pánuco a raíz de las intensas lluvias, mientras que Henriette se degradó a depresión tropical tras dejar al menos nueve muertos en el país y cesó el alerta por Felix, que causó estragos en Centroamérica.

'En el norte del estado (de Veracruz) 20 mil personas han sido evacuadas, de las cuales 6.000 se encuentran refugiadas en los diversos albergues', explicó la unidad estatal de Protección Civil, que detalló que fueron habilitados 28 albergues en la zona para acoger a quienes no tenían otro lugar donde ir.

El desbordamiento del río inundó las partes más bajas de estas poblaciones, anegando entre 5.000 y 8.000 viviendas, según informes de prensa, mientras que el gobierno del estado puso en alerta otras localidades ante en riesgo de verse también afectadas.

El Ejército tuvo que reforzar con costales el muro de contención en algunas partes del río ante el temor de que no soportase la presión del agua, ya que el gobierno del estado alertó que el Pánuco se encontraba a un 'nivel crítico'.

También en el sur del estado, los habitantes de los municipios de Coatzacoalcos, Cosoleacaque y Minatitlán se vieron afectados por 'inundaciones, deslaves, derrumbe de árboles y bardas' y otros daños materiales como destrozos en un par de escuelas.

No obstante, en esta zona no fueron necesarias por el momento evacuaciones masivas como en el norte. Mientras, en el noroeste mexicano, en el estado de Sonora, el Servicio Meteorológico Nacional, SMN, reducía el nivel de alerta de fuerte a moderada tras la degradación de Henriette, que el miércoles tocó tierra por segunda vez en México como huracán de categoría 1 (de un máximo de 5), a depresión tropical.

'Henriette se ha degradado a depresión tropical sobre el estado de Sonora y se desplaza hacia el nor-noroeste', informó el SMN, que redujo el índice de peligrosidad de 'fuerte' a 'moderado', si bien mantuvo la alerta preventiva en la zona 'por lluvia fuerte a localmente intensa'.

El meteoro se desplazaba durante la madrugada a una velocidad de 26km/h con vientos sostenidos de 55 km/h Henriette dejó el pasado fin de semana siete muertos, víctimas de aludes de rocas y tierra, en Guerrero (sureste) y Chiapas, cuando se desplazaba por el Pacífico en paralelo a la costa, y otros dos el miércoles en Sonora, sorprendidos en la costa por la llegada del ciclón.

Además, una persona permanecía desaparecida en este estado Y en Chiapas, el gobernador Juan Sabines levantó la noche del jueves definitivamente el alerta al disiparse el peligro por las lluvias provocadas por Félix, que se desvaneció en Centroamérica, mucho antes de llegar a territorio mexicano.

'El huracán Felix fue una dura prueba, sin embargo se registró saldo blanco (no hubo víctimas) en el territorio estatal', afirmó Sabines. Las autoridades chiapanecas informaron que tampoco se produjeron daños a la infraestructura básica ni las viviendas en el estado, cuya orografía hacía temer aludes de tierra y desbordamientos de ríos.

Nota del día

Una persona permanece desaparecida
Henriette deja al menos 9 muertos

México no bajaba la guardia ayer por el paso de la tormenta tropical Henriette, que dejó nueve muertos, dos de ellos en el estado de Sonora.

Poco antes de degradarse a tormenta tropical, Henriette impactó con intensas precipitaciones en las localidades de Guaymas y Empalme, en Sonora, donde unas 190 mil personas fueron sorprendidas porque en la zona no se había registrado ningún huracán desde hace 25 años.

En ese estado del noroeste mexicano, 67 municipios fueron declarados en emergencia, incluyendo Hermosillo, la capital, donde algunos barrios populares resultaron inundados.

Víctimas

La noche del miércoles, las autoridades de Sonora reportaron la muerte de dos hombres, y uno más permanecía desaparecido ayer.

Una de las víctimas cayó al vacío, empujada por los fuertes vientos del ciclón, cuando se encontraba en un mirador turístico en Guaymas. El segundo deceso fue el de un pescador que se encontraba extrayendo almejas en la costa.

Los dos muertos en Sonora se suman a otros siete que el fin de semana pasado perecieron por deslizamientos de rocas y lodo provocados por las intensas lluvias de Henriette en los estados de Guerrero y Chiapas.

El temporal también golpeó al norte del estado de Sinaloa, distrito que el miércoles aplicó medidas de emergencia en 12 municipios.