Marcala, La Paz.

La Fiscalía Especial Contra el Crimen Organizado (Fescco) y la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) procedieron este jueves a realizar acciones de privación de dominio sobre bienes supuestamente vinculados a los delitos de lavado de activos y tráfico de drogas en Marcala, La Paz.

Son siete bienes inmuebles, tres sociedades mercantiles y 13 vehículos, los que fiscales y agentes entregarán de manera oficial a la Oficina Administradora de Bienes Incautados (Oabi). Los 20 bienes inscritos con la medida de aseguramiento son propiedad del ciudadano Javier Benítez (quien está con arresto domiciliario) y su núcleo familiar.

Benítez fue capturado de forma infraganti tras cuatro allanamientos dirigidos por la Atic el 5 de septiembre de 2021, decomisándole 2,436,111.00 lempiras que no logró justificar, además de armas y municiones.

Las acciones se realizaron en diferentes zonas de Marcala.

El caso fue remitido a la sección contra el lavado de activos de la Fiscalía y agentes del departamento contra el crimen organizado de la Atic, quienes ampliaron la investigación y efectuaron el análisis patrimonial, dando como resultado la identificación de todos los bienes que aparentemente no tienen justificación lícita de su procedencia, por lo que se solicitó el aseguramiento ante un juez de privación de dominio.

Los allanamientos coordinados en septiembre del año anterior por la Fiscalía Especial de Delitos Contra la Vida (Fedcv) fueron con el objetivo de recolectar de indicios en torno al asesinato de Amílcar Granados Ramos, hecho registrado el 17 de marzo de 2020 en la aldea Sigamanes, jurisdicción de Marcala. Desde allí, la Fiscalía y la Atic comenzaron una nueva investigación en razón del millonario decomiso, identificando un origen presuntamente ilícito a los bienes que ha venido adquiriendo su titular de derecho Javier Benítez.