Dictan auto de prisión para Mario Zelaya por lavado de activos

El exdirector del IHSS recibió el segundo auto de formal procesamiento. En este caso también se le acusa por el delito de cohecho pasivo impropio.

La audiencia inicial se celebró en el Juzgado de Jurisdicción Nacional con la presencia de Mario Zelaya, defensores, fiscales, miembros de la PGR y observadores.
La audiencia inicial se celebró en el Juzgado de Jurisdicción Nacional con la presencia de Mario Zelaya, defensores, fiscales, miembros de la PGR y observadores.

Tegucigalpa, Honduras.

El Juzgado de Letras Penal con Jurisdicción Nacional decretó ayer el segundo auto de formal procesamiento contra Mario Roberto Zelaya Rojas, exdirector del Instituto Hondureño de Seguridad Social.

La resolución se dictó en audiencia inicial, la cual incluyó la medida cautelar de prisión preventiva a cumplir en el Primer Batallón de Infantería.

El pasado viernes, el Juzgado Penal decretó el primer auto de prisión contra Zelaya, por la supuesta comisión de cinco delitos en la sobrevaloración de pasajes aéreos a Estados Unidos para promover un programa de afiliación a migrantes.

Ayer, se celebró una audiencia inicial por otra acusación, en la causa que le instruye el Ministerio Público (MP) por suponerlo responsable de los delitos de lavado de activos y cohecho pasivo impropio, en perjuicio de la administración pública.
El caso refiere al supuesto soborno por unos dos millones de dólares que habría recibido Zelaya y los exministros de Trabajo y Salud, Carlos Montes y Javier Pastor, respectivamente.

Ver especial multimedia: Crisis en el Seguro Social

Según la investigación del MP, el exdirector del IHSS habría recibido un millón de dólares por parte de representantes de la empresa denominada Compañía de Servicios Múltiples (Cosem). Esta empresa suscribió un contrato con el IHSS por más de 20 millones de dólares. Zelaya fue trasladado al Juzgado a las 5:30 am en una silenciosa caravana de patrullas policiales. Arribó fuertemente custodiado por decenas de efectivos de la Policía Militar del Orden Público, movilizados en seis patrullas.

La resolución

En la audiencia inicial, el MP presentó los indicios suficientes que acreditan la comisión de los dos delitos y la responsabilidad del imputado en los mismos.

La audiencia inició a las 9:10 am y a la 1:05 pm se suspendió, luego de que las partes, fiscales y defensores expusieran sus conclusiones.

El MP solicitó que se dictara a Zelaya el auto de formal procesamiento con la medida cautelar de prisión preventiva; mientras tanto, la defensa solicitó a la jueza que decretara el sobreseimiento.

La jueza convocó a las partes a las 3:30 pm para notificarles el fallo.
“El Juzgado de Jurisdicción Nacional ha decretado el auto de formal procesamiento por los dos delitos por los que fue acusado Mario Roberto Zelaya, lavado de activos y cohecho pasivo impropio”, informó Roberto Ramírez Aldana, jefe de la Unidad de Apoyo Fiscal del MP.

En dicha audiencia, el MP presentó 23 medios de pruebas documentales y dos testigos. “Ninguno fue objetado, fueron admitidos por el tribunal”, destacó el fiscal.

Una de las pruebas evacuadas fue la presentación de un testigo, representante de Cosem, quien implicó a Zelaya en el supuesto soborno.

Según la investigación, en las instalaciones de la empresa sus representantes se reunieron en 10 ocasiones con los imputados para ofrecerles los sobornos por más de dos millones de dólares, informó el fiscal.

Se reunieron para hacerles el requerimiento de pago y las condiciones para recibir los sobornos o coimas, agregó.
A su criterio, los imputados se apoderaron “de dinero ilícito y sucio”. Las transacciones se efectuaron en el sistema financiero nacional e internacional, a nombre de otras personas.

El dinero se invirtió en compra de bienes inmuebles y vehículos. El MP no descarta acusar a quienes hicieron los sobornos.

Más acusaciones

El fiscal anunció la presentación de más acusaciones.
“Vamos a llevar a cabo varias acciones nuevas; habrán requerimientos fiscales”, afirmó Ramírez Aldana.
Una línea de investigación que está por concluir es la de empresas “fantasmas”. El MP investiga a 400 personas por el descalabro del Seguro Social. Solo por empresas “fantasmas” indaga a 320.

Se ha logrado determinar que en la constitución de empresas de “maletín” se declararon 25,000 lempiras, pero aparecen con ganancias por dos millones de dólares.

La Prensa