“Inversiones H Y H no es una empresa fantasma”

Wilfredo Handal, gerente de la compañía de servicios médicos múltiples que opera en La Ceiba, asegura que no tiene nada que ver con escándalo del IHSS.

Desde 2010, el Hospital Medical Center H y H atiende a pacientes del IHSS.
Desde 2010, el Hospital Medical Center H y H atiende a pacientes del IHSS.

La Ceiba, Honduras.

El gerente de la empresa Inversiones H Y H, el médico Wilfredo Handal, aclaró que su empresa no está siendo investigada ni es parte de los casos de corrupción que afectan al Instituto Hondureño de Seguridad Social (Ihss), como lo ha revelado el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA).

VEA: Especial multimedia Crisis en el Seguro Social de Honduras

“Por error del CNA o alguien que dio la información quizá en el IHSS, no sé si fue la junta interventora o quién, pero el día 2 de septiembre en Diario LA PRENSA, en la página 4 de su edición impresa, por un error se menciona entre las empresas que están siendo investigadas a Inversiones H y H. Esta sociedad a la cual represento tan dignamente, está dedicada a servicios médicos múltiples y fue fundada en 2011”, explicó el doctor Handal.

“Los hospitales H y H no son fantasmas, son reales y nacieron con el único objetivo de dar atención. No solamente es el hecho de que se reciba un pago por parte del Estado; hacemos una labor social”.

Lamentó que los tilden de fantasmas. “Por si fuera poco ahora somos fantasmas, ahora al querernos pagar somos fantasmas. Eso no puede ser; somos empresas honestas, que hemos nacido para el servicio del Estado y al cien por ciento somos servicios subrogados del Estado”. El médico declaró que en Puerto Cortés existe Inversiones J y M, que nació en 2008.

Afirmó que la relación de estas empresas no surgió en este gobierno, sino en anteriores. Agregó que la empresa que representa se creó en La Ceiba en 2010 como J y M y en 2011 como H y H “porque ellos (los del Seguro Social) nos decían que tenían la necesidad del tercer nivel; se hizo el esfuerzo de hacerlo, pero sin recursos es difícil”.

La Prensa