Más noticias

Comisión Interventora del IHSS destapó la podredumbre

El informe reveló que la deuda del Seguro Social de Honduras asciende a L6,399.24 millones.

Tegucigalpa, Honduras.

Las sospechas estaban sobre la mesa. Fue el expresidente Porfirio Lobo Sosa quien decidió destituir a Mario Zelaya de la dirección del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

El 16 de enero de 2014 nombró una junta interventora, que meses después sacaría a la luz el desastre financiero con una serie de irregularidades ocurridas en la administración de Zelaya.

Vilma Morales, Germán y Leitzelar y Roberto Salinas, miembros de la interventora, presentaron el 4 de marzo del año en curso un primer informe, en el que comenzaron a desenredar la podredumbre que reinó en el período de Mario Zelaya y que días después la Fiscalía y el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) continuaron investigando.

El informe dejó al descubierto la crisis financiera que abate al IHSS y que suma una deuda de L6,399.24 millones correspondiente en su mayoría al Régimen de Enfermedad y Maternidad. “Durante el período 2010-2014, el IHSS hizo compras no justificadas, sin atender sus principales prioridades. Hubo contrataciones de equipos médicos con un costo de L4,000 millones”, indica el informe.

Primer informe

La presentación detalló sobrevaloraciones por más del 40% en las compras y contrataciones. “Hay pagos en exceso de L1,600 millones de lempiras y una sobreejecución de L882.5 millones en el área de servicios personales en 2013, se aprobaron L1,851.6 millones y se ejecutaron L2,733.8 millones”, detalla el documento, entre los hallazgos de mayor interés. Otro dato de interés encontrado por la interventora fue el crecimiento desmedido en la planilla de empleados, ya que en 2005 había 3,300 y para el período de Zelaya sumaban más de 6,000.

“Durante los últimos tres años, el incremento salarial superó el 16%. También se incrementaron los beneficios gremiales, como la bonificación por retiro voluntario, equivalente a L7 millones. Otros hallazgos de interés son el pago de demandas que suman L155 millones y la deuda de L270 millones por deducciones de salario de los empleados que no fueron entregados a las instituciones correspondientes”, especifica el informe.

Lea el informe completo

Junta directiva

Las acciones de la junta directiva del IHSS en el período de Zelaya también fueron señaladas como abusos en el informe de la interventora. En ese documento por primera vez se mencionó que el 7 de febrero de 2012, la junta directiva aprobó una línea de crédito con una agencia de viajes.

Las acciones se hicieron sin imputación presupuestaria y se contrató a la agencia J&J Travel en San Pedro Sula. “Los recibos de los boletos están sobrevaluados y se le adeudan a la empresa L8 millones. Hubo pagos de viáticos y órdenes de combustible a personas que no eran funcionarios del IHSS”, dijo la interventora y citó como ejemplo al exsubsecretario de Salud, Javier Pastor.Según el informe, el IHSS erogó L3 millones en el pago de dietas a los miembros de la junta directiva entre 2012 y 2013.

Además informaron que para el proyecto de afiliación del hondureño migrante en Estados Unidos se erogaron L10 millones en transporte, boletos aéreos y viáticos para funcionarios del Seguro Social.

Trabajo en conjunto

Desde el principio, la junta interventora trabajó con la Fiscalía especial contra la Corrupción que dirige Roberto Aldana.

Toda la documentación fue entregada al fiscal y de ella se han derivado las acusaciones contra Mario Zelaya y varios implicados más.

El presidente Juan Orlando Hernández ha extendido el período de existencia de la interventora en el IHSS, con el objetivo de que continúen investigando las irregularidades y sobre todo se deje un nuevo sistema de seguridad social.

El Gobierno de Honduras presentó un nuevo proyecto de seguridad social desarrollado con la interventora. Entre las decisiones de mayor peso de la junta se encuentra la eliminación de las juntas directivas y la anulación de un contrato multimillonario de Compañía de Servicios Múltiples, S. de R.L. (Cosem), por 24.7 millones de dólares que concedió Mario Zelaya Rojas.