Rescatan vivos a tres de los 11 obreros atrapados en mina de Honduras 

Tres de los once mineros hondureños atrapados en una mina artesanal fueron rescatados con vida.

Choluteca, Honduras

Tres de los 11 mineros hondureños atrapados desde el miércoles en una mina al sur de Honduras fueron rescatados con vida por organismos de socorro.

Fotos: Rescate de los tres mineros hondureños

Los rescatados fueron sacados en camilla mediante una cadena humana y trasladados a clínicas privadas de Choluteca, en donde son atendidos por deshidratación, crisis nerviosa y las heridas tras más de 40 horas de permanecer soterrados.

Los mineros salieron por un estrecho boquete abierto entre rocas con la ayuda de los socorristas, en medio de la emoción de los familiares reunidos en los alrededores de la mina San Juan.

"Hay uno fracturado, Nehemías Méndez (25), pero están bien los otros, Brayan Escalante (18) y Bayron Maradiaga (19)", afirmó el jefe de la estatal Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Moisés Alvarado.

El alcalde del municipio de El Corpus, Luis Rueda, aclaró que los tres rescatados "no estaban en condiciones" de dar información de los otros ocho y "hasta que ellos se hidraten podrán decir si tuvieron contacto" con ellos.

"La esperanza es que estén cerca y que podamos ver brillar sus ojos porque están vivos", añadió.

Un socorrista salvadoreño que ayudó a sacar a los mineros y que no se identificó, aseguró que ellos "están enterados de que hay otros compañeros, que son ocho los que faltan".

"Vamos a buscar en otros puntos porque en ese lugar" donde estaban los tres "hay toneladas de tierra y piedra que cayeron" por lo que se dificulta seguir buscando en ese túnel, explicó.

"La esperanza es lo último que se pierde queremos que los saquen de cualquier forma, aunque sea para llevarlos a un cementerio para llevarles flores", dijo sin poder contener las lágrimas Seydi Ramírez, hermana de uno de los ocho desaparecidos, Wilmer Ramírez (22)

Los socorristas, que penetraron unos 100 metros en el túnel donde se produjo el derrumbe, lograron tomar contacto a través de gritos con tres de los mineros que finalmente lograron rescatar.

En esta zona montañosa hay unas 80 minas con profundos túneles, en los que trabajan unas 4.000 personas de las comunidades vecinas.

Logran pasarles agua

En horas la mañana de este viernes se les logró pasar agua a través de un orificio abierto en el derrumbe y aumentaban las esperanzas de rescatar al menos a tres de los mineros.

Vea: Mineros soterrados son jóvenes, hogareños y con sueños

"Ya se les pasó agua en bolsas a través de un orificio que se abrió en el derrumbe", dijo a la AFP César Aguirre, miembro de la Cruz Verde de Honduras.

"Vamos a ver si se pueden extraer con el paso de las horas", añadió Jesús Chacón, integrante de doce miembros de la Cruz Verde de El Salvador que se sumaron a las labores de rescate la madrugada del viernes.

Las autoridades hondureñas esperaban también la llegada de otra cuadrilla de expertos de Guatemala.

Lea: Mineros arriesgan sus vidas por el oro

"Ya hay más confianza en que se pueden rescatar porque se ha tomado mejor contacto con ellos", dijo a la AFP el miembro de la Unidad de Albergues de la estatal Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Dawni Canales.

Añadió que tienen informes que uno de los tres mineros está herido pero no pueden saber la magnitud hasta que logren sacarlos.

En tanto, los familiares de los mineros atrapados viven horas de intensa angustia, sobre todo los de lo ocho con los que no se ha tomado contacto.

Permaneces pendientes y ansiosos en los alrededores de la mina esperando noticias mientras los socorristas llevaban a cabo las labores.

El derrumbe se produjo el miércoles en la mina San Juan de Arriba, unos 160 km al sur de Tegucigalpa, en una zona montañosa accesible solo en vehículos todo terreno.

Familias rezan por ver a los 11 mineros salir con vida

Las labores de rescate con la participación de otros mineros de la zona del municipio de El Corpus, departamento de Choluteca, empezaron inmediatamente y más tarde se sumaron bomberos de la zona sur y después de Tegucigalpa.

Los socorristas, que penetraron unos 100 metros arriesgándose en el túnel donde se produjo el derrumbe, lograron tomar contacto a través de gritos con tres de los mineros atrapados.

El derrumbe redujo la entrada de la mina a poco más un metro de diámetro, lo que hace difícil el ingreso de los rescatistas, que tienen que deslizarse con lazos.

Los trabajos de remoción de piedras y tierra debe hacerse a mano por expertos, debido que las máquinas pesadas puede provocar más derrumbes por la inestabilidad del terreno.

Mire: Compañeros de mineros atrapados, la clave del rescate

Es que en esta zona montañosa hay unas 80 minas con profundos túneles, en los que trabajan unas 4.000 personas de las comunidades vecinas.

La Prensa