En postres para empleados del IHSS gastaron L172,834 en 2 meses

Nepotismo y personal supernumerario. Actualmente hay 6,011 empleados, en 2005 había tres mil.

La comisión interventora recomienda una revisión a 15 cláusulas del contrato colectivo de los empleados.
La comisión interventora recomienda una revisión a 15 cláusulas del contrato colectivo de los empleados.

El abuso en el pago de horas extras, la subutilización de personal, la falta de un proceso de selección transparente para la contratación de empleados y el pago de millones en alimentación y postres son parte de la corrupción desmedida que evidencia el informe publicado por la comisión interventora del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

Lea el informe completo

Los hallazgos contenidos en las más de 100 páginas dejan en evidencia la mala administración en la institución, ya que en el período (2010-2013) el Instituto Hondureño de Seguridad Social pagó por horas extras a personal médico que realiza funciones administrativas 21,608,550 lempiras, sumado a ello pagó en el mismo lapso al personal administrativo 21,050,096 lempiras presentando una considerable erogación por ese concepto.

Vilma Morales, presidenta de la comisión interventora, dijo que “en el IHSS no ha existido un proceso adecuado en la selección, contratación, calificación, supervisión y evaluación del personal, lo que ha llevado a que exista una sobrepoblación de empleados que no es acorde con las necesidades de la institución”.

Refirió que en los dos últimos períodos (2006-2010 y 2010-2014), el crecimiento laboral fue desmedido; actualmente hay 6,011 empleados, en 2005 había tres mil.

El Seguro Social tiene el pago a sus empleados de un plus por jefatura, término que se refiere al pago generado por sustituir un puesto dentro de la institución, por ello se pagaron 6,630,862 lempiras.

En cuatro años, la institución pagó L34,482,844.63 por concepto de sobresueldos al personal de enfermería y a otro personal que a discreción de la dirección ejecutiva se asigna.

Como si eso fuera poco, también establece que existe numeroso personal administrativo y médico, que tiene nombramiento permanente en una plaza y que realiza funciones asignadas a otra plaza, conservando en todo momento la plaza de su nombramiento; lo que ocasiona con esta acción erogaciones por concepto de horas extras, horas extras administrativas y plus por jefatura.

La comisión revela que en la planilla de empleados permanentes se encontró un grupo de 24 doctores especialistas, llamados médicos de guardia; este personal no tiene turnos establecidos dentro de la institución, únicamente son requeridos para que se presenten en alguna emergencia que lo amerite. El pago mensual asciende a L1,164,315.23, no fue posible determinar el tiempo efectivo de trabajo de este tipo de médicos, ya que están exentos del marcaje del reloj.

La duplicidad en los nombres de los puestos para personal que desempeña la misma función es otra de las irregularidades, así como la evidencia de aumentos selectivos otorgados a ciertos empleados en el año 2012.

Casos de nepotismo y deficiencia en el manejo de la póliza del seguro de vida de los empleados del Ihss también son parte de desorden administrativo.

La erogación por la alimentación, merienda y postres de los empleados también es escandalosa. Según el informe, en el Hospital Regional de San Pedro Sula se pagaron L2,796,277.50. En el Hospital General de Especialidades se pagaron durante dos meses L1,764,236.30. Solo en postres gastaron L172,834.

Según la comisión, los beneficios otorgados a los empleados del Seguro Social a través del contrato colectivo han afectado las finanzas del instituto, dicen que resulta insostenible continuar cumpliendo con todas las prebendas otorgadas en el mismo.

Durante 2013, el Ihss no entregó las deducciones aplicadas a los empleados a diferentes instituciones financieras con las que mantiene deudas. A raíz de ello, los empleados se encuentran en categoría de riesgo en la Central de Información Crediticia, situación que ha generado perjuicios económicos y emocionales a los empleados de la institución.

La conclusión es clara: esta situación causa morosidad con las instituciones del Estado y representa la comisión de ilícitos por parte de las autoridades de dirección y administración del Seguro y se requiere determinar responsabilidades civiles y administrativas, e investigar el destino de estos recursos.

El rompimiento de techos representó un ingreso adicional al Ihss de unos L14.8 millones de 2011 a 2013 y el número de afiliados únicamente subió en un 6%. Los gastos administrativos representan el 90% de sus ingresos contraviniendo lo establecido en el reglamento.

La Prensa