Más noticias

Diputados de Honduras conciertan sobre nueva Directiva del Congreso

Hoy podría anunciarse un acuerdo para que los nacionalistas presidan el Poder Legislativo. Entre Mauricio Oliva y Gladis Aurora López estaría el ungido.

Los cabildeos en el interior del Congreso Nacional se han intensificado en las últimas horas.
Los cabildeos en el interior del Congreso Nacional se han intensificado en las últimas horas.

Tegucigalpa, Honduras

Momentos cruciales vivían ayer las cúpulas partidarias del país al agotarse el tiempo para concertar la integración de la nueva Junta Directiva del Congreso Nacional que deberá entrar en funciones este 21 de enero cuando se integre la provisional de ese poder del Estado.

Tradicionalmente ha imperado que la directiva provisional, que se organiza el 21 de enero, es la misma que presidirá el Congreso por el resto de las cuatros legislaturas del nuevo período constitucional del Gobierno.

Según el actual reglamento interno, la Junta Directiva está integrada por un presidente que dura cuatro años en sus funciones, seis vicepresidentes, dos secretarios, dos prosecretarios y dos secretarios alternos, cargos que solo duran dos años.

Fuentes políticas consultadas por LA PRENSA confirmaron que las pláticas entre el partido de Gobierno y los liberales “avanzaron significativamente este fin de semana” con miras a lograr su respaldo para que sean los nacionalistas los que presidan el Poder Legislativo y evitar que se entre en la ingobernabilidad.

Información proporcionada por diferentes fuentes políticas indicaban que hasta ayer se mantenía la propuesta de designar al frente del Congreso entre los diputados Mauricio Oliva y Gladis Aurora López Calderón, de Choluteca y La Paz, respectivamente.

En ausencia del diputado presidente Juan Orlando Hernández, Oliva se ha venido desempeñando como presidente en funciones de la Cámara Legislativa, con su colega Lena Gutiérrez; López Calderón ha fungido como segunda secretaria.

En los últimos días, Oliva se ha desenvuelto con buen suceso a la cabeza del Poder Legislativo y goza del respaldo y la simpatía de una buena parte de sus compañeros de bancada.

Por lo pronto estaban descartados los diputados oficialistas Reinaldo Sánchez, Óscar Álvarez Guerrero y Óscar Nájera.

Nájera pujaba por mantener el respaldo de varios compañeros y lograr ser tomado en cuenta en la conformación de la nueva Junta Directiva; no obstante esa posibilidad era improbable.

“En política nada está dicho y puede ser que haya una sorpresa en la elección del presidente del Congreso Nacional”, confió un diputado oficialista.

El “Día D”

Las conversaciones continuaron ayer durante el día y todo apuntaba que al filo de la medianoche ya habría un acuerdo entre las cúpulas políticas que estaría siendo anunciado a más tardar este lunes por ambos partidos.

El Partido Nacional cuenta con 48 diputados electos y requiere del apoyo de los 27 miembros del Partido Liberal para hacer mayoría simple y elegir a la nueva junta directiva en propiedad que dirigirá ese poder del Estado por los próximos cuatro años.

Las pláticas y la búsqueda de alianzas y consensos no ha sido exclusiva con los liberales, se han mantenido pláticas con la Democracia Cristiana (DC), Pinu y algunos diputados de Libre y del PAC, confió el jefe de bancada nacionalista, Celin Discua Elvir.

Gobernabilidad comprometida

Las conversaciones son claves y vitales para la gobernabilidad del país en virtud que de no haber acuerdos entre las dos principales fuerzas políticas tradicionales, la alianza entre los emergentes partidos Libre y Anticorrupción (PAC) podría decidir la elección de la directiva con sus 50 diputados.

La semana anterior, los dirigentes de Libre y el PAC integraron una coalición para hacer un frente común en el Congreso Nacional a efecto de derogar leyes aprobadas.

El hecho de que Libre y el PAC decidan la elección de la próxima directiva del Congreso ha generado la preocupación en el nuevo Gobierno y de diversos sectores de la sociedad en vista que de ser así, la gobernabilidad del país se vería seriamente comprometida.

Las negociaciones

Los liberales han tratado de aprovechar esta coyuntura excepcional para sacar el mayor provecho de las negociaciones y así arrancarles a los nacionalistas varios cargos relevantes que están por elegirse en los próximos meses.

De hecho, el primer paso ya se dio con la elección de los titulares de la Procuraduría General de la República el pasado sábado, dentro de los cuales el jefe de la bancada liberal, Yani Rosenthal, logró colocar a Jorge Abilio Serrano en el cargo de subprocurador.

Dentro de ese paquete están la elección de los nuevos magistrados del Tribunal Superior de Cuentas (TSC), Tribunal Supremo Electoral (TSE), Corte Suprema de Justicia, comisionado nacional de los Derechos Humanos y Procurador General del Ambiente, entre otros.

También negocian la reforma de algunas disposiciones contenidas en el paquete de medidas fiscales aprobadas en diciembre por el Legislativo, entre ellas la ampliación de la lista de los productos de la canasta básica exonerados del pago del 15% del ISV y el grosero ajuste de cinco lempiras al precio de los combustibles.

Lo que sí han dejado claro los liberales es que no pretenden hacer un cogobierno con los nacionalistas, de modo que no integrarían la junta directiva del Congreso.

Se supo que en las negociaciones han jugado un papel preponderante el excandidato presidencial Mauricio Villeda y el jefe de la bancada liberal, Yani Rosenthal Hidalgo, entre otras figuras de la oposición.

Cabe resaltar que en los últimos días, el Presidente electo se ha reunido también por separado con un grupo de liberales, entre ellos Marco Antonio Andino, Waldina Paz de Kurwhan, Yadira Bendaña y otros.

Escenarios

El diputado Marco Antonio Andino confirmó que en los últimos días varios diputados liberales han tenido “reuniones de acercamiento” con el presidente electo, Juan Orlando Hernández, para “intercambiar opiniones normales”; pero afirmó que “él nunca nos ha insinuado nada”.

Andino planteó tres escenarios probables: uno de ellos es un posible acuerdo con el Partido Nacional, otro es hacer una alianza con toda la oposición y la última es abstenerse de participar en la elección de la nueva junta directiva.

“Eso lo vamos determinar este lunes de la una de la tarde en adelante hasta las doce de la noche, ahí vamos a tomar la determinación que más convenga a los intereses del pueblo hondureño; pero ese acuerdo sería solo para la elección, después vamos a asumir una oposición constructiva”, espetó.

De los tres escenarios planteados, dijo que el más probable es un acuerdo con los nacionalistas que incluya una reforma al paquete fiscal para ampliar la lista de alimentos exonerados del pago del 15% del ISV, entre otras cosas.

Confirmó que de darse un acuerdo, los liberales desistirían de integrar la junta directiva del Poder Legislativo, aunque aseveró que hay dos diputados liberales que aspiran a la presidencia del Congreso, uno de ellos es Manuel Iván Fiallos y otro “un compañero de La Ceiba”.

El parlamentario no confirmó ni negó que el Partido Liberal esté negociando la integración de los cargos que están por elegirse en los próximos meses en la Corte Suprema, TSC, TSE y el comisionado nacional de los Derechos Humanos.

“En realidad, el pueblo hondureño tiene que tener los mejores representantes y por eso es lo que vamos a abogar nosotros, tanto en la Corte como en el Ministerio Público y en el TSE en donde habrá una recomposición de fuerzas”, dijo escuetamente.

Hoy podría ser decisivo

El jefe de la bancada nacionalista, Celín Discua, se mostró reservado sobre las negociaciones con los liberales y las demás fuerzas políticas, pero aseguró que avanzaban por muy buen camino.

“Las pláticas están muy bien avanzadas y se ha dialogado con gente del Partido Liberal, del PAC y con algunos amigos de Libre”, dijo.

Adujo que no podía adelantar detalles, puesto que la bancada delegó en el Presidente electo todo el proceso de negociación con los demás partidos. “Eso no debe pasar más que hoy (ayer domingo) por la noche o mañana, en el transcurso del día deberá estar todo claro”, acotó.

Discua confirmó que los más fuertes candidatos para presidir la junta directiva son Mauricio Oliva y Gladis Aurora López; aunque “puede haber una sorpresa porque usted sabe cómo es la política, pues hay varios diputados que también podríamos ser titulares de este poder del Estado”.

El jefe de bancada enfatizó que lo más recomendable para la gobernabilidad del país es que los nacionalistas presidan la junta directiva del Congreso, porque eso garantizaría la coordinación de esfuerzos con el Poder Ejecutivo.

“Lo peor que nos puede suceder es que no sea un nacionalista el que presida el Congreso, porque entraríamos a una ingobernabilidad, la cual nos puede generar una crisis como la que vivimos en junio de 2009”, advirtió.

Opinó que sería una “aventura muy riesgosa para la democracia, el Estado de derecho y la preservación de la paz en Honduras” que el PAC y Libre sean los que elijan la nueva junta directiva del parlamento.

El diputado nacionalista Antonio Rivera Callejas dijo que ayer continuaban los diálogos con las diferentes bancadas, sobre todo con la del Partido Liberal. Confió que hoy lunes ya habrá un esquema definitivo, pero “van por buen camino las pláticas”.

Rivera descartó una alianza permanente con el Partido Liberal, sino más bien una alianza por temas, uno de los cuales es la escogencia de la Junta Directiva.

“Se ha avanzado, aunque se ha demorado bastante, pero hay un buen número de diputados liberales de los 27 que podrían acompañarnos en la elección de la junta directiva, como un primer gran tema, pero no como una alianza permanente”, concluyó.