Policía Militar en Honduras lista para combatir a narcos

La nueva policía contará con labores de inteligencia y contrainteligencia para dirigir las operaciones.

Los integrantes del Escuadrón de Choque en operaciones urbanas tendrán a su cargo todo el trabajo especial de combate al delito.

San Pedro Sula, Honduras

Los mil hombres que integran los dos batallones de la Policía Militar y del Orden Público (PMOP) dirigirán operaciones a través de cinco unidades especializadas: Escuadrones de choque, Disturbios civiles, Seguridad, Inteligencia y Contrainteligencia, las que intervendrán con acciones específicas en el combate al delito en Honduras.

Cada desplazamiento de estos elementos será ordenado con un objetivo establecido. Son misiones de carácter especial y de acuerdo a la amenaza, así será la fuerza que utilizarán.

“Conociendo la problemática que enfrentamos en el combate a la criminalidad se han destinado cinco unidades dentro de la Policía Militar que tienen sus roles específicos y operarán conforme lo establece nuestra Unidad de Inteligencia que nos guiará a objetivos específicos. Tenemos un gran reto por delante, pero lo asumimos con la convicción de dar lo mejor de nosotros”, dijo Mario Israel Martínez, subcomandante del Segundo Batallón de la PMOP con sede en Naco, Cortés.

El entrenamiento continúa, faltan tres semanas de preparación para que los policías militares salgan a las calles a dar seguridad. Los 398 soldados, 46 suboficiales y 36 oficiales dicen estar listos para no defraudar a la sociedad que confía en el trabajo que desarrollarán en pro de la seguridad del país.

Entrenamiento

El cansancio por la participación de los desfiles del 15 de septiembre parece que no dejó huella en el pelotón de los policías, quienes después de 12 horas bajo el inclemente sol, ayer continuaron con el entrenamiento en clases de defensa personal. “Estamos practicando situaciones reales que enfrentarán los policías militares en las calles. Se les enseña cómo intervenir cuando se presenten denuncias de personas en estado de ebriedad, asaltos, robos, amotinamientos y allanamientos, entre otros. Es una formación completa para que conozcan la forma correcta de interactuar con el ciudadano”, agregó el subcomandante del Segundo Batallón. Además, las clases que reciben estos elementos de la PMOP incluyen técnicas de reacción de tiro, donde practican a diario en el polígono que opera en las instalaciones del Tercer Batallón de Infantería en Naco, cómo disolver tomas de carreteras, peajes y manifestaciones violentas y se les enseña el respeto a los derechos humanos.

“Es una formación integral y lo mejor es que se ha proporcionado toda la logística para que no se tengan limitantes para operar, porque lo que se busca es dar resultados y es la consigna que tenemos para que la sociedad confíe en nuestra labor”, dijo Martínez.

Si algo tiene claro este primer grupo de policías es que los mejores líderes serán quienes entrenarán a los que lleguen en la segunda etapa a estos batallones para formar parte de la nueva remesa de policías hasta completar los 5,000 que integrarán la PMOP.

El equipo

Desde el 10 de septiembre se le asignó a cada policía el equipo que portará para el combate a la delincuencia en las calles de Tegucigalpa y San Pedro Sula.

Cuentan con un casco elaborado con material blindado para protección en las tareas de intervención en las zonas de operaciones, además de un fusil Galil Ace 21, que utiliza munición 5.56 y cuenta con mira telescópica, el cual en segundos realiza 30 disparos en ráfaga.

Los chalecos antibalas que portan pesan 15 libras y tienen un blindaje del nivel 3A. El protector de pantorrillas y los de brazos no pueden faltar, son piezas que sirven para garantizar la protección de los miembros en los ataques que delincuentes o manifestantes realicen con palos, piedras u otros objetos, evitando lesiones en los elementos policiales.

El cinturón que cada policía porta tiene sus depósitos para las chachas o esposas, cargadores de pistola 45 milímetros, navajas multiusos y el aro donde colocan el tolete.

Parte del equipo incluye pasamontañas, lentes especiales para operaciones de despeje de edificios y allanamientos y los guantes de cuero.

“Nos han proporcionado toda la logística, se cuenta con lo necesario para combatir a los grupos criminales y dar la seguridad que el pueblo necesita. La moral de los muchachos es alta porque hay motivación por todo el apoyo que se da para que nuestro trabajo sea efectivo”, explicó el jefe policial.

Portar todo el equipo representa para el policía militar cargar con un peso aproximado de 50 libras.

Las unidades

Los dos escuadrones de choque y disturbios civiles tienen bien definidos sus roles. El grupo de choque estará destinado exclusivamente a operaciones urbanas, allanamientos, despeje de edificios, acciones contra el crimen organizado, narcotráfico y bandas dedicadas al robo de vehículos.

Mientras que el escuadrón de disturbios civiles se concentrará en acciones para repeler las tomas de carreteras, peajes, puentes y protestas violentas. Su uniforme es similar al del escuadrón de choque, pero se diferencia por el uso de polainas con respecto de los demás soldados, ese es el distintivo especial de la Policía Militar.

Además su atuendo incluye el escudo que portan a la hora de actuar en los disturbios.

“Estos escuadrones están preparados para despejar zonas tomadas, las que una vez intervenidas entregarán a los miembros de la Operación Libertad o a la Policía Nacional”, dijo el oficial.

Las patrullas que están asignadas a la PMOP cuentan con sirenas, luces y altavoz para prevenir a los delincuentes al momento de intervenir en zonas de conflicto. Están equipadas y adaptadas para las tareas que realizarán estos elementos.

Inteligencia

Operaciones seguras, objetivos definidos y lucha frontal a la delincuencia son las consignas que se definen gracias a la labor de inteligencia y contrainteligencia que esta policía implementará en sus operaciones y que a criterio de los oficiales que la integran es el elemento que marcará la diferencia en su operar.

“Establecer los puntos críticos, las zonas conflictivas, tipo de bandas, fortalezas y debilidades son claves para que las operaciones a desarrollar tengan el éxito esperado. Por eso se trabaja en esas dos áreas y son unidades específicas que tienen un rol establecido para garantizar que cada acción tiene una radiografía previa y no fallar”, explicó uno de los oficiales de la PMOP.

Desde ayer 20 elementos de la PMOP en Naco se trasladaron a Tegucigalpa para prepararlos en acciones de inteligencia y contrainteligencia. Ellos apoyarán el grupo que viene trabajando el corredor norte desde hace algunos meses y que fueron formados en unidades especiales de las Fuerzas Armadas.

Incentivos

Si un soldado en la actualidad recibe un salario de 4,900 lempiras, la ley de la Policía Militar establece que los efectivos de las Fuerzas Armadas que integren la PMOP percibirán el salario asignado en cada uno de sus grados y cargos que desempeñan, más una bonificación del 100% de su salario base y un incentivo por buen desempeño del 20% del salario base mensual.

Además gozarán de un seguro de gastos médicos con cobertura familiar. Estos incentivos motivan a los 480 elementos que en Naco, Cortés, se preparan para salir a las calles y combatir el delito.

Son jóvenes con la moral en alto, convencidos que su servicio generará cambios en una sociedad que espera mucho de su labor.

“Hay motivación en los miembros de la Policía Militar por el adiestramiento especial, los incentivos que tienen y sobre todo porque sienten que el pueblo confía en ellos”, explicó el subcomandante Mario Israel Martínez.

Apoyo

Para los entrenamientos especializados que puedan reforzar cada escuadrón, René Osorio, Jefe del Estado Mayor Conjunto, dijo a LA PRENSA que se realizan gestiones ante Israel, Estados Unidos y Colombia para que expertos puedan formar a los pelotones que a lo largo de 2014 engrosarán la PM.

“Hemos solicitado el apoyo, una vez se tengan las respuestas vamos a oficializar las áreas y países que nos van a dar su cooperación en la formación de estos elementos.

Estamos a la espera que se defina el apoyo logístico para las próximas unidades y se defina el tipo de armamento e infraestructura que se necesita para que se completen los cinco mil hombres de esta fuerza”, informó Osorio.

El jefe militar agregó que la Dirección de Investigación e Inteligencia del Estado realizará esta semana las pruebas de confianza a los mil elementos que forman parte de la PMOP, donde aplicarán el polígrafo, ya que las pruebas médicas y sicométricas fueron efectuadas cuando seleccionaron a los integrantes de este primer grupo.

En enero del próximo año se prevé que se forme el segundo grupo. Para los meses de abril, agosto y diciembre se planifica el inicio de las nuevas fases de formación que permitirán que a finales del 2014 se complete el número de 5,000 efectivos que integran la Policía Militar.

Sigue selección de Tigres

A casi cuatro meses de su aprobación, la Tropa de Inteligencia y Grupos de Respuesta Especial de Seguridad (Tigres) no ha sido del todo estructurada.

El director de la Policía Nacional, Juan Carlos Bonilla, dijo a LA PRENSA “Estamos en el proceso de selección, después viene la certificación, las pruebas de polígrafo. Tienen que seleccionarse las condiciones físicas y todo lo demás, pero principalmente las pruebas de polígrafo”.

El grupo estará conformado por 200 miembros, un grupo en Tegucigalpa y otro en San Pedro Sula.

Sobre el tipo de armamento, Bonilla reiteró que aún están en el proceso de selección, pero ya cuentan con presupuesto. “Echar andar una policía no es solo decir que se van a agarrar tantos hombres, pero ya en un listado tenemos 200 hombres, casi 300, pero tenemos que hacerles las pruebas”, afirmó Bonilla.

Las autoridades habían señalado que este mes se presentaría el primer contingente de Tigres, sin embargo, sin las pruebas de confianza no será posible.

La Prensa