Segunda etapa de proyecto Bahía de Tela generará 2,500 empleos

De 36 villas que tenían disponibles ya se han vendido 26; de 82 lotes ya fueron adquiridos 55.

Honduras quiere mostrarse al mundo como un lugar de bellezas naturales, aprovechar su potencial y consolidarse como un destino turístico reconocido, y ahora, con la próxima inauguración del proyecto en la bahía de Tela se está dando el primer paso.

La construcción del complejo de turismo Indura Beach & Golf Resort sigue a ritmo acelerado y sus representantes informaron que en noviembre se inaugurarán las primeras etapas del complejo, poniendo a disposición de los visitantes un hotel cinco estrellas y su restaurante, las villas y el campo de golf, entre otros servicios.

José Gutiérrez, director general del Desarrollo Turístico Bahía de Tela (DTBT), empresa responsable de ejecutar y operar el proyecto, reveló las cifras del complejo turístico. “El proyecto, cuando esté terminada la segunda fase (apertura del hotel, villas, restaurante y otros), habrá concretado una inversión de 130 millones de dólares (casi tres mil millones de lempiras) y esperamos inversiones futuras de otros 100 millones de dólares. Hay gran expectativa en la población, Gobierno y empresarios. Con la apertura, a finales de año, se generará 600 empleos directos y 1,200 indirectos, pero una vez que esté concluido serán 2,500 directos y unos 5,000 trabajos indirectos”.

Las comunidades cercanas y la población de Tela serán beneficiadas, agregó.

Inversión y desarrollo

Nelly Jerez, ministra de Turismo, aseguró que el proyecto de la Bahía de Tela impulsará la economía del municipio.

“Estamos seguros que este complejo tendrá impacto económico grande en Tela y no solo ahí sino en la región, pues se generarán miles de empleos y atraerá a otros inversionistas porque verán el potencial de Honduras como atractivo para los turistas”.

Jerez consideró que mientras se mantengan las reglas claras, el complejo es una prueba de que el territorio hondureño es apto para la inversión.

“Este proyecto sentó un precedente en cuanto a trabajo conjunto entre el sector público y el privado. A nivel internacional esta clase de proyectos nos hacen ver bien y nos dan un plus. Creo que este puede ser el detonador que hemos estado esperando para que vengan más inversionistas y proyectos de gran magnitud a nuestro país”.

Alejandra Soto, asesora de ventas de Indura, detalló los avances en el complejo turístico. “En noviembre se dará apertura a la segunda etapa del proyecto que incluye el hotel cinco estrellas de 120 habitaciones (llamado Boutique), el cual estará conformado por un edificio principal, adonde estará el lobby del hotel, otro será la sala de convenciones en el que podrá haber eventos, bodas y también un edificio de restaurantes y área de spa. Además habrá un cinema pequeño, un club para niños, uno para adolescentes, porque la idea es que todo el que venga viva una experiencia increíble. Además en la etapa dos se incluye el campo de golf, entre otras cosas”, dijo Soto.

En el proyecto turístico también se pusieron a la venta un total de 82 lotes, en los cuales los clientes podrán construir casas para vacacionar.

La iniciativa ha sido un éxito, pues de los 82 lotes de las palmas, ya están vendidos 55, detalló.

“Los compradores pueden pedirnos que les construyamos de una vez sus casas o pueden hacerlo por su cuenta, siempre y cuando sigan ciertos lineamientos que tenemos establecidos”.

Hay 32 villas conformadas por dos niveles, cada una se vende por separado, ya hay 26 vendidas, agregó.

Esperanza teleña

Indura Beach & Golf Resort será un proyecto histórico y atraerá grandes beneficios al municipio y la región, dijo Danilo Díaz, director de la Unidad Turística de la Municipalidad de Tela. “Creemos que este complejo turístico conllevará al desarrollo para Tela y toda la zona, pues atraerá muchos turistas y generará empleos”.

Díaz se refirió a los atractivos turísticos naturales con que cuenta Tela, los cuales se deben aprovechar al máximo y promocionar en el extranjero.

“Con el proyecto de Indura tendremos la oportunidad de darnos a conocer al mundo y que se conozca toda la belleza que tenemos. Aquí está la laguna de Los Micos, adonde se hacen torneos de avistamiento de aves por su variedad de esta especie, también está Punta Sal, una isla preciosa en la que se pueden ver delfines cuando se viaja hacia ella, en Lancetilla hay diversidad de plantas, incluyendo la orquídeas, las hermosas playas y hace poco incluso se descubrió que también contamos con un arrecife coralino, que es todo un espectáculo, entre otras cosas”.

El director municipal de turismo dijo que la ciudad trabaja para prepararse y estar a la altura de las exigencias de los visitantes.

Se espera que el acceso hacia la zona del proyecto de la Bahía de Tela sea mejorado mediante la carretera que se hará a través de una alianza público-privada. Llegar por tierra hacia el municipio de Tela se facilitaría mucho. Este camino irá de El Progreso a Tela, de San Pedro Sula a El Progreso y de La Barca a El Progreso.

Inversión millonaria

Epaminondas Marinakys, presidente de la Cámara Nacional de Turismo de Honduras (Canaturh), se refirió a la inversión en este proyecto. “Se ha realizado una inversión de más de 100 millones de dólares. Este es un trabajo de inversión hondureña, entre empresa privada y el Estado. Es una verdadera belleza que cuenta con más de tres kilómetros de playa natural. La generación de empleo será uno de los puntos más positivos, pues cuando esté totalmente terminado el proyecto se generarán miles de empleos directos y gran cantidad de empleos indirectos”.

Representantes de Indura Beach & Golf Resort manifestaron que inicialmente se han enfocado en el mercado nacional, siguiendo estrictos criterios de venta para garantizar la seguridad.

Próximamente los miembros del proyecto turístico indicaron que esperan abrir las puertas de lleno al mercado internacional.

El próximo mes de septiembre se inaugurará el campo de golf, el cual incluye 18 hoyos.

Al evento podrán asistir los clientes que ya compraron sus villas, para que vean como avanza el proyecto. “El campo de golf, diseñado por el reconocido jugador Gary Player, quien está incluido en el Salón de la Fama del Golf, contará con una área, la del hoyo 15, la cual queda justo frente a la playa y ofrece una vista espectacular hacia el mar. Será un sueño jugar y venir aquí”, aseguraron los representantes de Indura.

El complejo turístico está rodeado por el parque nacional Jeannette Kawas, lo cual permitirá a los visitantes al proyecto Indura realizar varias actividades.

En Punta Sal podrán practicar buceo, snorkeling, caminatas por senderos, paseos en bote, interpretación y educación ambiental, acampar, observación de aves y monos, realizar excursiones y visitar las playas.

Mientras en las lagunas Los Micos, Quemada y El Diamante podrán pasear en kayak, canoa, bote, en caballo y pesca. En la Bahía de Tela se puede realizar además pesca deportiva, velerismo, esquí acuático, motociclismo acuático e ir a la playa.

En el jardín botánico Lancetilla podrán practicar ciclismo, caminar por senderos y programar excursiones.

El Parque Nacional Pico Bonito es otro de los atractivos. Los visitantes podrán disfrutar del rafting (descenso de ríos) rápidos clase II a IV, paseos en canoa, kayak o hacer canopy tour.

La Prensa