Washington, Estados Unidos

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, dijo este martes que la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih) operará bajo un sistema de monitoreo y supervisión de la justicia.

La Maccih 'operará en la reducción y combate a la corrupción, selección de jueces y fiscales, explicó durante la ceremonia en el salón Las Américas en Washington de la OEA.

'Hoy abrimos un capítulo de esperanza en Honduras con el establecimiento de apoyo contra la corrupción y la impunidad, la Maccih', afirmó.

Con la firma de la Maccih 'cerramos una etapa de diálogo con el Gobierno de Honduras con los actores claves de la sociedad hondureña, los indignados, los actores públicos y sector privado', reiteró Almagro. 'La Maccih es independiente política y financieramente', dijo.

'Yo mismo me involucraré periódicamente para acompañar los resultados', dijo el diplomático. También recordó que la Maccih investigará redes de corrupción en Honduras.

Para Almagro la corrupción y la impunidad son males endémicos que erosionan la democracia, alejan a la ciudadanía del sistema político, generan desconfianza y una perenne percepción de injusticia en la sociedad. 'Al final de día los únicos beneficiados son un pequeño grupito que se apropian de los recursos públicos y como siempre los perjudicados son los más débiles que viven de su esfuerzo', indicó.

Luis Almagro y el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, firmaron hoy en la sede del organismo en Washington el convenio de la misión para combatir la corrupción y la impunidad en el país centroamericano.