Más noticias

Piden al RAP que afiliados dispongan de excedentes

Autoridades del RAP pretenden que trabajadores hagan uso de utilidades hasta que cumplan 65 años de edad.

Los trabajadores llegan diariamente a las oficinas de la institución multifondos.
Los trabajadores llegan diariamente a las oficinas de la institución multifondos.

San Pedro Sula, Honduras.

El sector privado empresarial y los directivos del Régimen de Aportaciones Privadas (RAP) difieren sobre cuándo y cómo deben disponer los trabajadores del porcentaje correspondiente a los más de 5,000 millones de lempiras de las utilidades que se distribuirán y que fueron generadas con las aportaciones de los afiliados.

Se espera que los excedentes sean divididos entre 1.3 millones de personas: afiliados activos, inactivos y jubilados, tomando en cuenta las aportaciones hechas, informó Enrique Burgos, gerente del RAP.

Otra fuente de esa institución explicó a LA PRENSA que los fondos se verán reflejados en el estado de cuenta del empleado, pero serán entregados hasta que estos cumplan 65 años con el objetivo de asegurar su vejez.

José Luis Moncada, expresidente de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS), dice que la forma en que se entregarán las utilidades todavía no está definida, y según la Ley actual del RAP estos fondos deben ser entregados al empleado junto con las aportaciones acumuladas durante sus años de servicio una vez cese el contrato laboral, ya sea por despido o renuncia.

“Según la Ley del RAP, el 50% de los fondos acumulados por las aportaciones se entregan a los seis meses del fin del contrato laboral y el 50% restante en los siguientes seis meses, y es junto a estos fondos que se deben entregar los excedentes que se van a distribuir este mes”, apuntó Moncada.

Posición del sector privado

Pedro Barquero, director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), expresó que la postura del sector privado es que las utilidades se entreguen a los trabajadores una vez termine la relación laboral, ya que consideran injusto que los empleados tengan que esperar hasta cumplir 65 años de edad para poder utilizar estos fondos que fueron generados con las aportaciones mensuales de los afiliados.

Barquero expuso que otra preocupación del sector empresarial es que solo se dividirán entre 5,000 a 5,600 millones de lempiras cuando las utilidades obtenidas durante estos años de operación de la institución superan los 8,000 millones de lempiras.

“Lo justo es que los trabajadores reciban el porcentaje de la distribución del 100% de las utilidades. Lo que estamos pidiendo es que esos 2,400 millones de lempiras que no se están considerando también se distribuyan entre los empleados, y que ellos sean quienes definan dónde y para qué quieren destinar esos fondos”, manifestó Barquero.

Sobre ese tema, la CNBS resolvió el mes pasado que los 2,400 millones de lempiras en utilidades quedarán como “valor del patrimonio neto de excedentes y reservas del RAP”.

German Leitzelar, miembro de la comisión interventora del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), comentó que los familiares de los afiliados del RAP que ya fallecieron podrán cobrar los excedentes si pueden demostrar que son los parientes del beneficiado.

Explica que las personas que cotizan para otros institutos deberán recibir ese dinero directamente. “Lo ideal es que ellos obtengan a través de un cheque este dinero, pero hay que esperar la resolución de la junta”, refirió.

Esperan que este mes los miembros del RAP definan los detalles de la distribución de los excedentes y la forma en que estos se cobrarán.